Cómo hacer tus sueños realidad

Ahora es el momento ideal para empezar a vivir tus sueños. Si eres esforzado y trazas un plan razonable, podrás lograr que tus sueños se vuelvan realidad. Todo lo que tendrás que saber es qué quieres, luego deberás tomar pasos pequeños para que vayas rumbo al éxito. Habrá algunas dificultades en el camino, pero si aprendes de los contratiempos, será mucho más probable que al final consigas lo que siempre has querido. ¿Quieres saber qué debes hacer para que tus sueños se hagan realidad?

1

Crear un plan

Sé específico sobre tu sueño. Lo primero que necesitarás hacer es ser específico respecto a tu sueño, así estarás en rumbo a que se vuelva realidad, por ejemplo, podrías escribirlos en tu diario de sueños o en un cuaderno. Si no sabes lo que realmente quieres, entonces no podrás conseguirlo. Sin embargo, aun así podrás empezar antes de saber lo que quieres al 100%. Solo tendrás que tener una idea general de lo que quieras que suceda y encontrar una manera de hacerlo más específico mientras vayas acercándote cada vez más al sueño.

Por ejemplo, digamos que siempre te ha gustado escribir y quieres ser escritor algún día. No sabes si quieres escribir novelas, ser periodista o un bloguero motivador, pero te harás una mejor idea de lo que quieres a medida que avances en la dirección adecuada.

No te preocupes si no tienes todo ya planificado. Quizá tu sueño sea solo encontrar un trabajo que te haga sentir que marcarás una diferencia positiva en el mundo. Existen muchas maneras de lograrlo, pero tener una meta general te ayudará a alcanzarlo.

2

Convierte el sueño en un deseo ardiente. Necesitarás convertir el sueño en un deseo ardiente en tu corazón. Una voluntad firme para lograr tus sueños aumentará la autoconfianza además de ayudarte a superar las etapas más difíciles de la vida. La manera de cambiar tu sueño en un deseo ardiente consiste en creer que tu sueño es realizable y que puedes alcanzarlo. Si solo lo ves como un deseo general como bajar 3 kilos este año o mudarte a un lugar con sol y no haces nada por ello, entonces no podrás tomarlo en serio.

Cuando se convierta en un deseo ardiente, ya no deberás referirte a él como “sueño”, puesto que la naturaleza misma de un sueño es que sea irreal. Tendrás que verlo como si fuera algo más.

Convierte el deseo ardiente en metas. El siguiente paso será convertir los deseos ardientes en una meta. Anteriormente, convertiste tu sueño en un deseo ardiente creyendo que era realizable y que podías alcanzarlo, pero para poder convertirlo en una meta, será necesario que creas que lo harás. Esta clase de creencia se basa en tu compromiso de que si es realizable, entonces podrás alcanzarlo y si puedes alcanzarlo, podrás hacerlo ahora. El asunto respecto a las metas es que son susceptibles al tiempo, así que imponerte un límite de tiempo te ayudará a aceptar el hecho de que estás comprometido a lograrlas.

Cuando ya hayas convertido el deseo ardiente en una meta, ya no deberás referirte a él como “deseo ardiente” ni como “sueño”; ahora será una meta en la vida, una meta que solo tú deberás alcanzar.

Crea un plan estratégico de acción. Necesitarás crear una estrategia para el cumplimiento de tus metas; por lo general, esta estrategia se denomina “plan” o “plan de acción”. No existe ningún plan de acción universal que funcione para todos, sino que cada estrategia dependerá de la persona y las metas que desee conseguir, debido a ello, la clave para crear tu propio plan de acción dependerá de ti, por lo cual necesitarás buscarlo.

3

Escribe cada paso del plan. Tenerlo por escrito te ayudará a creer que es más concreto, pero solo recuerda que la vida no siempre es fácil, así que quizá no consigas meta tras meta sin problemas, además es probable que termines cambiando algunos pasos necesarios para alcanzar tus sueños o volver a imaginar una ruta nueva durante el proceso.

Toma medidas ahora. Cuando ya hayas convertido tus metas en un plan de acción personalizado, necesitarás tomar medidas y utilizar cada oportunidad que aparezca en tu camino. Es hora de dejar de inventar excusas y de dejar de posponer todo lo que puedas hacer hoy. Es cierto, hay razones muy válidas para postergar los sueños, tales como la planificación de tu matrimonio, pasar una temporada de trabajo muy cargado, estar enredado en una relación muy complicada, pero si tienes esa actitud, podrías seguir inventando excusas toda la vida y nunca alcanzarás nada.

La ley del universo es que los semejantes se atraen y en donde haya una necesidad, las fuerzas del universo buscarán satisfacer esa necesidad mediante oportunidades. Necesitarás estar preparado para cuando aparezcan mientras tomas las medidas de tu plan para alcanzar tus metas, las cuales te ayudarán a concretar tu deseo ardiente y finalmente hacer tu sueño realidad.

Trázate metas a corto plazo. Divide tu meta principal en subdivisiones y fija fechas límite para alcanzar cada punto de la lista. Todo radica en tomar pasos pequeños, por ejemplo, si tu sueño es escribir una novela, podrás empezar yendo a un taller de redacción o incluso podrías tratar de escribir un cuento de cinco páginas. Si te saltas de frente a la novela, será más difícil hacerlo bien, primero tendrás que sentar una base sólida que te brinde las destrezas que necesitarás realmente para lograr tus sueños.

A la hora de trazarte metas a corto plazo para que tu sueño se vuelva realidad o incluso cuando pienses en las metas a largo plazo, te será de mucha ayuda pedir consejos a las personas que estén en ese campo, ya sean amigos cercanos o conocidos, para saber cómo lo lograron. Ello te ayudará a hacerte una mejor idea de qué tipo de metas y cuán realistas son en realidad.

4

Revisa tu progreso periódicamente. A medida que empieces el recorrido para hacer tus sueños realidad, será importante conocer aquello que vayas logrando. Si bien Roma no se construyó en un día y no estés progresando tan rápidamente como quisieras, lo importante será sentir que estás haciendo un progreso. A continuación te presentaremos ciertos puntos que deberás procurar obtener a medida que formes tu informe de progreso personal:

Si has alcanzado tus metas en el periodo de tiempo establecido.

Si todavía tienes el deseo de ir tras tu sueño.

Si te has desviado del camino para alcanzar tu meta.

Disfruta el recorrido. Lo más importante será no pensar que tu vida es horrible y que solo serás feliz cuando alcances tu sueño. A decir verdad, cuando alcances tus sueños y la euforia se haya desvanecido, verás que podrías volver a tu estado normal y tendrás ansias de un sueño nuevo. Esta clase de anhelo y de pensar en el futuro son perfectamente naturales, así que deberás disfrutar cada paso del camino en lugar de pensar que solo serás feliz o te sentirás orgulloso de ti mismo o sentirás que tu vida tiene sentido después de haber alcanzado tu meta. Más bien, goza cada paso del camino y enorgullécete de ti mismo durante todo el recorrido.

Mantenerte motivado

 

Visualiza el éxito. De vez en cuando, cierra tus ojos y visualiza tu vida futura después de haber alcanzado tu meta. Di varias veces que ya la has alcanzado e imagina cómo será tu mente, tu casa, tus relaciones y tus pensamientos cuando consigas lo que más querías en la vida. Esta táctica motivacional es excelente, sobre todo cuando te sientas decaído y creas que nunca podrás hacer tus sueños realidad. Visualizar la emoción y el gozo que llenará tu vida cuando ya hayas alcanzado tus metas hará que parezcan mucho más factibles.

Mantén tu confianza. Si quieres lograr que tus sueños se vuelvan realidad, entonces no deberás ser pesimista cada vez que algo salga mal o cuando tu sueño parezca insuperable. Tienes que mantener la cabeza en alto, creer en ti mismo y hacerte camino hacia adelante. Será perfectamente natural tener algunas dudas y cuestionarte durante el recorrido, pero al final, tendrás que tener fe en tus habilidades, de lo contrario, nadie lo hará.

Mantener una actitud positiva te ayudará muchísimo para mantener la confianza. Si solo imaginas el peor escenario en cada situación, será muy probable que ocurra.

 

5

No olvides darte un tiempo para relajarte. Si bien será importante ser persistente para ir tras tus sueños y lograr tus objetivos, deberás recordar tomarte un descanso para estar sosegado y calmado. No deberás llenarte de ansiedad, no dormir bien u olvidar divertirte con tus amigos. De hecho, descansar y relajarte de vez en cuando hará que tengas más ganas de alcanzar tus metas cuando vuelvas a ponerte en marcha.

La meditación te ayudará a mantenerte calmado, en paz y a visualizar tus objetivos.

El yoga también será excelente para conectar tu mente y tu cuerpo, además te ayudará a deshacerte de cualquier complejo que te atormente y no te deje alcanzar tu mayor potencial.

Será importante que sigas estando feliz y saludable durante el proceso y nunca olvides cuidar de ti mismo, aunque tengas que trabajar muchísimo. Asegúrate de dormir al menos de 7 a 8 horas, de tener tres comidas saludables y de no sobrepasarte con el licor. De esta manera, estarás en un estado mental mucho más estable y será más probable que consigas lo que siempre has querido.

Aprende del fracaso. Para alcanzar tus sueños tendrás que ser capaz de aprender de tus errores, fracasos y usarlos para seguir adelante. Si algo salió mal, entonces tendrás que hacer una pausa, preguntarte por qué sucedió y qué pudiste haber hecho diferente. Claro que a veces pudo haberse debido a la mala suerte y lo único que te quedará será seguir adelante, pero la mayoría de las veces, verás que habrá algo que tendrás que hacer diferente. Después de todo, una de las definiciones de la demencia es creer que se puede hacer lo mismo una y otra vez y conseguir resultados distintos; suponemos que no quieres ser parte de esa categoría.

En lugar de permitir que los contratiempos te depriman, haz que te hagan tener más hambre de conseguir tu meta.

 6

Acepta la crítica constructiva durante el recorrido. Si bien será importante estar centrado en tu objetivo y no permitir que nadie te obstruya, será igual de importante escuchar a las personas que en realidad procuren ayudarte. Claro que podrás ignorar a todos los criticones que solo intenten desanimarte y arruinar tu día, pero si un amigo o persona confiable que conoce mucho sobre el tipo de objetivos que buscas conseguir te dice que podrías hacer algo distinto, entonces podrás tomarte el tiempo de decidir qué consejo te ayudará.

Claro que solo por el hecho de que alguien se preocupe por ti o sepa mucho sobre tus objetivos no querrá decir que esa persona conozca la mejor línea de actuación que deberás tomar. Dependerá de tu criterio evaluar qué consejo deberás tomar y cuál ignorar.

 

Haz los sacrificios necesarios. Es probable que tengas que renunciar a muchas cosas que te interesaban para que tus sueños se vuelvan realidad. Tendrás que trabajar más e inevitablemente tendrás que renunciar a ciertas cosas que te encantan, ya sea salir a tomar con tus amigos o pasar el tiempo tan esencial con tu familia. Tendrás que renunciar a tu objetivo de entrenar para la siguiente maratón de la ciudad, sino absorberá gran parte de tu tiempo y no te permitirá estudiar para el examen de ingreso. Haz una lista de todo aquello que consuma tu tiempo y evalúa qué puntos tendrás que eliminar o reducir.

7

Nadie dijo que sería un proceso fácil, por ejemplo pasar menos tiempo con tu familia podría ser un golpe duro, pero tendrás que recordar que podrás alcanzar un equilibrio cuando el proceso haya terminado.

Elimina cualquier obstáculo del camino. Reflexiona: ¿qué te impide conseguir tus objetivos ahora mismo? ¿Acaso es un amigo tóxico que siempre te hace sentir mal e inservible? ¿Acaso es una relación amorosa sin futuro que absorbe toda tu energía cada vez que te centras en ti mismo? ¿Acaso es tu trabajo, que no te hace sentir realizado? ¿Quizá sea un exceso de alcohol que te hace sentir con resaca demasiado tiempo, incluso días? Sea cual sea el obstáculo(s) en tu camino, será hora de hacer un plan sistemático para eliminarlo de tu vida.

Haz una lista de todas las cosas que te frenen. Pídele a un amigo cercano que te ayude. Incluso podrías no darte cuenta que algo tan simple como la adicción a la televisión te impide alcanzar tu potencial máximo.

Olvídate de las excusas. Uno de los rasgos más importantes de las personas muy exitosas y que se trazan metas es que son capaces de dejar de hacer excusas y luchar hacia adelante, sean cual sean los obstáculos en su camino. Bueno, es probable que creas que tus padres no te han tratado bien y por eso ahora tienes una autoconfianza baja, que no tienes la mejor suerte del mundo, que los demás siempre te han tratado mal, pero aunque todo ello sea verdad, deberás ver la adversidad como una oportunidad para fortalecerte, en vez de valerte de ella como una excusa para no conseguir lo que quieres.

Es cierto que no todos nacen con mucha suerte. Deberás dejar de sentir pena por ti mismo y enfrentar los problemas que necesiten solución. Si quieres tener éxito, no deberás ir por la vida sintiéndote la víctima.

 8

Vuelve a evaluar tu sueño si no puedes alcanzarlo. Ello no tiene por objetivo desanimarte. Claro que si trabajas mucho y haces los planes correctos, será más probable que los consigas. Sin embargo, a decir verdad, no todo el mundo puede lograr todos sus sueños, sobre todo si tu deseo es ser un actor famoso o escribir una novela de grandes ventas. Hasta las celebridades más talentosas o gente más exitosa han tenido suerte, pero también podría suceder que pese a que tengas todo el talento y las ganas del mundo, no puedas tener éxito. Si este es el caso y ya has tratado una y otra vez, llegará el momento en que tendrás que darte cuenta que será necesario modificar tus objetivos o crear otros para que puedas tener una vida satisfactoria y feliz.

Toda tu vida no deberá depender de alcanzar un sueño, sino estarás destinado a sentirte un fracasado si no lo logras. Más bien, tendrás que encontrar una forma de tener una vida satisfactoria que tenga muchos aspectos positivos en vez de jugártelo todo a una sola carta. Claro que para ello tendrás que cambiar tus expectativas, pero al final, terminarás sintiéndote más realizado y orgulloso de ti mismo.

 31

 

Actitud Ganadora

 

La actitud que tengamos ante la vida, define en gran medida el éxito que logremos en nuestros propósitos.

En otras palabras, la actitud correcta, te lleva al éxito, la actitud incorrecta te lleva al fracaso. Y la actitud promedio, te lleva a la mediocridad.

Es así de simple, no hay mucho que pensar en este tema de la actitud, dado que es quizás el punto de inflexión en el logro de los propósitos personales de cada persona.

Entonces cuando hablamos de éxito financiero, la actitud juega un papel tan importante, como lo serían las transacciones y posibles negocios a realizar por parte del emprendedor o empresario.

10

Es aquí donde nos preguntamos: “Entonces, ¿Cómo debe ser mi actitud para yo poder lograr el éxito?”

Y la respuesta es muy simple, debes tener ACTITUD GANADORA.

Pero antes de continuar, hablemos de lo que implica, tener una actitud ganadora:

 

¿Qué Significa Tener Una Actitud Ganadora?

 

Significa básicamente, ser optimista, sin ser iluso. Es decir, pensar en las posibilidades que tenemos de ganar, de triunfar, de lograr el éxito, sin que eso implique soñar con situaciones y condiciones utópicas.

Tener una actitud ganadora, implica ver mucho más allá de la simple realidad que se presenta ante nuestros ojos, y tener proyección ante la vida.

En resumidas cuentas, un ganador tiene una actitud de logro y de acción ante las situaciones. Un perdedor por lo regular va a estar enfrascado en todas las posibles fallas que puedan presentarse.

En todos los posibles errores que pudiesen salir a flote y en cómo cubrir dichos riesgos con garantías o cuestiones similares.

Realmente, es importante la prevención, pero una cosa es querer garantizar la tranquilidad futura, y otra es la paranoia.

Lo mismo aplica para personas como tú y como yo, que queremos ser exitosos, y que quizás contamos con ideas de negocios, emprendimientos o al menos con el deseo ardiente por superarnos y adquirir nuestros más grandes potenciales (independientemente de que sepamos o no, cómo algo así).

11

Y esto, es debido principalmente a que somos nosotros con nuestras actitudes, los que creamos las condiciones necesarias o aptas para el éxito, el fracaso o la mediocridad.

Esto quiere decir, que si te enfocas en todo aquello que puede salir mal y no haces más que analizar los escenarios hipotéticos en los que fracasarías… tus acciones (con base en tu actitud) estarían guiadas por la mentalidad del perdedor, y las decisiones que tomes en el camino irán acordes a tus pensamientos dominantes.

Subconscientemente, debemos validar nuestras creencias con nuestras acciones. Es por esto que si queremos ser ricos, pero internamente creemos que es malo ser rico, entonces saboteamos todo intento de generación de riqueza.

Idealmente, deberías validar tus creencias internas con tus acciones, de manera que tu actitud (que es la unión de ambas cosas) esté alineada con deseos de éxito y triunfo total.

Si logras desarrollar una actitud ganadora, y finalmente la interiorizas al punto de convertirla en un sistema de creencias, tendrás una posición de autoridad ante ti mismo para definir la creación de hábitos de éxito, y a través de tus acciones enfocadas, cristalizar las situaciones que te llevarán indefectiblemente a triunfar.

12

El poder del deseo ardiente

¿Has sentido alguna vez el ilimitado poder de tu fe para lograr algo que deseabas?

¿Ha habido algún sueño en tu vida que hiciera desbordar tu pasión por conseguirlo?

No te hablo sólo de querer algo con intensidad, porque eso en menor o mayor medida todo el mundo lo hace, me estoy refiriendo a tener un gigantesco deseo que más que de la mente brota del corazón. Me refiero a ese tipo de deseo que cuando lo transformas en una meta y te decides a ir a por él, no descansas hasta obtenerlo, sabiendo que nada ni nadie va a poder detenerte.

A ese sentimiento le podemos dar muchas denominaciones, pero a mí me gusta llamarlo el deseo ardiente.

¿Qué es el deseo ardiente?

He conocido muchísimas personas en mi vida, pero una minoría de ellas tal vez hayan experimentado tan sólo por 1 vez este tipo de deseo. Para la mayoría el deseo suele ir emparejado con la ilusión y esta es tan pasajera como el tiempo. Tan pronto viene como se va y ello produce que además de no lograrse las metas, en muchas casos la acompañe la frustración.

El deseo ardiente es el que ha motivado los grandes inventos de la humanidad, es el que movió a Edison, Tesla, Leonardo da Vinci y tantos otros que han logrado el éxito en cualquier actividad.

Con el ejemplo de vida de estos grandes hombres, desde pequeño yo había escuchado o leído muchas veces sobre el poder del deseo cuando alguien ansía fervientemente algo e incluso en mi propia experiencia había tenido pruebas de ello, pero como lo había conseguido para cosas que yo no creía realmente “grandes”, no le había dado excesiva importancia.

 13

La primera vez que pude conocer de primera mano a alguien con un auténtico deseo ardiente fue en Estados Unidos cuando conocí a Art Williams. El día que escuché la historia de su vida transformó al instante mi concepto de deseo, me sentí profundamente removido en mi interior y ese día entendí lo que era desear de verdad y estar realmente comprometido en conseguir un propósito.

Al señor Williams le movia un deseo ardiente que le hizo hacer cosas que sin esta poderosa energía interna no hubiera sido capaz de lograr. Este sentimiento le llevó a crear desde cero y con todos los impedimentos del mundo, una compañía multimillonaria que transformó la industria de los seguros en Norteamérica y cambió la vida de miles de personas, haciéndolas crecer personal y financieramente.

Tuvo en el camino muchísimos obstáculos, no tenía estudios ni dinero, al inicio se burlaron de él, más tarde lo amenazaron, pero supo sobreponerse a todo ello y seguir avanzando porque le movía ese poderoso deseo. Al cabo de 7 años y un sinfín de horas de trabajo y esfuerzo, cumplió su sueño.

14

Cuando le conocí, me sentí decepcionado conmigo mismo porque tomé conciencia de que no estaba explotando ni un 10% de mi capacidad y no era porque no fuera tan listo como él, no hubiera tenido una idea tan brillante o no dispusiera de sus habilidades, simplemente nunca había tenido un deseo tan fuerte por lograr algo y la certeza de obtenerlo. Y esa es la verdadera fe.

¿Cómo saber si tienes deseo ardiente?

¿Has estado alguna vez perdidamente enamorado? Pues si es así, es de las cosas más parecidas al deseo ardiente. Cuando experimentas esa sensación pierdes el mundo de vista y lo único que importa es tu meta. El enamoramiento hace que aunque hayan 2000 personas en una sala, tú sólo tienes ojos para la persona que amas, porque todo lo demás es secundario.

A continuación te he resumido los puntos más importantes para que sepas cuando tienes de verdad este sentimiento que te garantizo que puede transformar tu vida, porque cada vez que lo he tenido he logrado lo que he deseado y también lo he comprobado con mis clientes a lo largo de los años:

 15

- Energía desbordante

En el instante que piensas en el objeto de tu deseo, experimentas una subida del tono vital, te sientes desbordado de energía y feliz. Ves el mundo desde otra perspectiva, porque te sientes empoderado.

- Compromiso absoluto

Estás comprometido al 100% en lograrlo. No de cara a la galería, sino contigo mismo. Incluso puede que no lo hayas compartido con nadie. Es un contrato íntimo, sabes que no será sencillo, que el trayecto será largo y duro, pero tienes una fe absoluta en que lo conseguirás, así se caiga el mundo.

- Tenacidad

Eres capaz de trabajar horas y horas sin descanso para lograrlo, no hay excusas que valgan. No hay medias tintas, todo o nada, ganas o pierdes y sabes que tú eres el ganador.

- Visión

Si en algún instante te desanimas o te sientes fatigado por los obstáculos del camino, los sorteas rápida y decididamente y prosigues tu marcha porque es tan grande por lo que estás avanzando que las trabas te resultan minúsculas. La recompensa merece todos tus esfuerzos. Lo que a otros les parece imposible, tu lo ves real y al alcance de tu mano.

 16

- Focalización

Las personas de tu entorno te dicen que has cambiado o incluso que pareces obsesionado (esta es de las mejores señales. Del mismo modo que te dicen que se te pone cara de tonto cuando estás enamorado de alguien).

- Premonición y/o intuición

Tienes sueños relacionados con tu deseo o te despiertas a media noche emocionado porque has tenido una buena idea relacionada con él. Como por arte de magia, tambien van apareciendo las circunstancias y personas que te ayudan en tu propósito.

- Propósito de vida

No te importa prescindir de cosas que antes creías que eran básicas o prioritarias para ti. Ha cambiado tu escala de valores y tu orden de prioridades. Estás pensando o hablando continuamente de lo que deseas y te ves lográndolo. Su consecución te produce la mayor satisfacción personal, has encontrado tu misión o propósito de vida y sientes que ahora todo cobra sentido.

Business growth

El Verdadero Poder De La Mente

La mente es el poderoso instrumento que crea todo lo que hay en tu mundo físico, pero que requiere de tu dirección consciente, sin esto la mente no es más que un caballo desbocado dando tumbos sin rumbo preciso. Y justamente utilizando esta analogía del caballo, la mente sería como un potro salvaje al que se debe domesticar primero para poder montarlo después, para que nos lleve al destino deseado. Asimismo, la limitación que muestra tu mente es que no ha sido “adiestrada” para funcionar a tu favor y enfocada hacia el logro de tu bienestar.

 18

Para manejar a tu mente y extraer su Poder, necesitas tomar consciencia de lo que está dando vueltas en ella en forma de pensamientos incesantes. Mientras no controles a tus pensamientos no hay Poder de la Mente que valga. La toma de consciencia de lo que piensas y sientes te hace dominar a tu mente. Conviértete en una EXPECTADORA, en un EXPECTADOR de tus pensamientos y sentimientos, sin cuestionarlos, sé sólo consciente, dedícate a vivir CONSCIENTE, dándote cuenta qué estás albergando, anidando en tu mente, qué hay allí?, “observa” qué piensas, qué sientes. Al hacerlo aquietas tu mente y emerge tu Mente Creadora, aquella que está unida con el Infinito y que te guía a la materialización de lo que deseas, imaginas y necesitas.

Cuando aquietamos nuestra mente, cuando la controlamos de su diálogo interno al hacernos VIGILANTES DE NUESTROS PENSAMIENTOS, le damos espacio a una dimensión más amplia de nuestro Ser, es entonces cuando convertimos a nuestra mente en una MENTE CONSCIENTE, la cual elige, decide, construye y crea todos aquellas afirmaciones, pensamientos y todas aquellas imágenes que repetidas con emoción, propósito y Fe van a dar al punto de manifestación de todo lo que vemos y experimentamos en nuestras vidas: la Mente subconsciente. He aquí el verdadero Poder de la Mente.

Cuando deseamos obtener algo con el Poder de nuestra Mente, necesitamos revisar el “trayecto” de ese deseo hasta su manifestación en el mundo físico. El circuito para obtener lo que deseamos, cuando nos mentalizamos, es el siguiente:

 19

Surge tu deseo o meta, aquí la mente ha de enfocarse en ese objetivo definido, buscando imaginar con la mayor claridad y precisión posibles, lo deseado, recreándolo una y otra vez, dándole consistencia en la memoria y en el tiempo.

Te concentras, depositas la energía de tu atención en lo que deseas obtener. (Aquí es importante tener en cuenta que el deseo o meta planteada no puede interferir en el libre albedrío de otra persona). Bien, cuando tienes la atención sobre aquello que deseas, experiméntalo mentalmente con todos tus sentidos, es necesario imaginar, ver, tocar, oler, escuchar todo aquello que rodea a tu deseo, déjate llevar por la energía de saber de antemano que lo vas a obtener, déjate embargar por la emoción que sientes al imaginar eso que tanto deseas, esa emoción es Fe; llénate además de propósito, debes sentir que lo mereces, que hay un por qué mereces recibirlo y un para qué deseas obtenerlo…todo esto debe estar dirigido a satisfacer tus necesidades, debe hacerte feliz a ti ante todo, debe significar la respuesta a tu ATENCIÓN en el Hoy, a tu SENTIMIENTO DE GRATITUD, a  tu seguridad de saberlo concedido, es necesario llegar a ese fondo de tu Ser que te dice que se te va a dar. Entonces se te dará.

Ten cuidado en este proceso con el diálogo interno de tu mente que intervenga con algún pensamiento negativo, como que no se va a poder hacer o lograr, ten cuidado con identificarte con él o en CREERLE, creer a la voz inferior de la mente es darle poder y entonces no podrás manifestar lo que deseas y sueñas. Empiezas a ser CREADOR, CREADORA DE TU REALIDAD cuando reconoces que eres más que esa voz que piensa en tu mente, cuando reconoces tu Naturaleza Divina y Superior!

Anímate a soñar con lo que más deseas

Cuando somos adultos dejamos de soñar y de imaginar, porque pensamos que tenemos que ser capaces de prever el curso de las cosas. Nos sentimos inhibidos por las normas y las estadísticas de la vida de los demás. Te animo a que delegues el cómo a tu mano de obra celestial. Cada vez que otra persona te diga lo que es posible o imposible basándose en su propia experiencia o comprensión, guarda silencio y piensa: «Bien, pero eso no es verdad en mi mundo».

20

Sonríe a sabiendas de que tu poderoso equipo espiritual no está restringido por dichas normas y estadísticas. Desde el lugar de la gracia, todas las cosas son posibles. De manera que sigue adelante y atrévete a soñar con el mayor deseo que puedas imaginar. Intenta alcanzar tu objetivo aunque los demás opinen que es imposible. Eres un creador y el Cielo apartará las aguas del mar y desplegará la alfombra roja ante ti para brindarte todo su apoyo. Aventúrate a pedir lo imposible, lo irreal, lo más extravagante; atrévete a ampliar tus horizontes hacia el Cielo, donde todo es posible.

Tal como afirmó Robert Browning: «El hombre debería llegar siempre más allá de sus posibilidades; de no ser así, ¿para qué existe el Cielo?».

…. Y con cosas poco importantes

Con frecuencia sucede también que nos abstenemos de pedir ayuda porque pensamos que nuestras aspiraciones son insignificantes. Nos resulta incómodo pedir al Universo que se tome el trabajo de organizar las circunstancias a la medida de nuestros deseos. Imagina, por ejemplo, que pides a los Poderes Superiores que dispongan un clima agradable para un día especial, o que despejen el tráfico para llegar a tiempo a una cita. ¿Acaso no suena un poco egoísta

. ¿Realmente pensamos que el mundo gira en torno a nosotros? ¡De hecho, así es! El mundo entero gira alrededor de cada uno de nosotros. Si en cada momento estamos creando nuestro propio mundo, ¿por qué no concebirlo tal como lo deseamos? Cuando tomamos conciencia de esta realidad comprendemos que, lejos de ser egoístas o presuntuosos, estamos llevando a cabo gozosamente la misión que nos ha encomendado Dios.

 ¿Acaso sería más virtuoso crear algo que nos hiciera infelices? Puedes estar seguro de que el Universo se complace en organizar cada pequeño detalle por el mero propósito de conseguir que tu rostro se ilumine con una sonrisa, que tus ojos brillen y que te animes a dar un pequeño brinco mientras avanzas.

21

“37 lecciones de vida “

  1. La felicidad viene del interior. Pasamos demasiado tiempo de nuestras vidas buscando la validación exterior y la aprobación de los mayores que siempre nos elude. Al final resulta que ha estado dentro de nosotros todo este tiempo. Busca en tu interior.
  2. Sé agradecido por todo. Lo bueno, lo malo, lo feo. Nuestra vida entera es un regalo precioso. El placer, el dolor todo es parte de nuestro camino.

  1. Cambios sutiles en tu percepción transformarán tu vida completa. Cuando te sientas asustado, enojado, herido, sencillamente elige ver la situación de una forma diferente.

  1. No vas a poder hacer feliz a todos los demás. Aun así, es mejor arriesgarse a no ser querido por vivir tu verdad, que ser amado por lo que pretendes ser.

 

22

  1. El mundo es nuestro espejo. Lo que amamos en otros es el reflejo de lo que amamos acerca de nosotros. Lo que nos molesta en otros es una fuerte señal de lo que necesitamos mirar con más cuidado en nosotros mismos.

  1. Todas las personas vienen a nuestras vidas por una razón. Depende de nosotros estar abiertos a la lección que ellos están destinados a enseñarnos. Mientras más alguien nos haga daño, más grande es la lección. Toma notas.
  2. Confianza. En momentos difíciles, debes saber que el universo te está apoyando y que todo va a estar bien. Si aún no logras creer eso, confía en una reflexión que comprendas. Tu dios más alto siempre te está apoyando.

  1. Nunca tomarse las cosas de forma personal. Lo que los otros hacen es un reflejo de lo que sucede en sus propias vidas y probablemente tiene poco o nada que ver contigo.

  1. Una caminata por la naturaleza cura muchas cosas. Respirar aire fresco y ver un paisaje hermoso de esta tierra es sorprendentemente bueno para despejar la cabeza, centrarse y subir el ánimo. Bonus: puedes aprender mucho sobre la vida si observas lo increíble que es la naturaleza.

23

  1. La gente dañada hiere a los demás. Ámalos de todas formas. Sin embargo, está completamente bien si los quieres amar desde una distancia.

  1. Tienes que sentirlo para sanar. Lleva tus miedos y debilidades al frente y al centro e ilumínalos con una luz fuerte, porque esa la única manera de salir de algo es atravesándolo. El dolor de enfrentar la verdad vale demasiado la pena como para salir corriendo, lo juro.
  2. La perfección es una ilusión. Y una muy dolorosa ilusión. Relájate, apunta a la excelencia, pero déjate espacio para cometer errores y date permiso para ser feliz sin importar el resultado.

  1. Sácate los anteojos. No te enfoque tanto en tus propias metas y deseos, porque te vas perder la belleza que hay en la vida y en la gente a tu alrededor. El mundo es sorprendentemente hermoso con los ojos completamente abiertos.

  1. Celebra el viaje. No todo se trata del destino. Saborea tus éxitos, incluso los más pequeños.24
  2. Perdonar no se trata tanto de la otra persona. Se trata de ti y es para que tú puedas ganar la paz y la libertad que mereces. Perdona rápido y a menudo.

  1. Todos somos increíblemente intuitivos. Cuando aprendamos a estar más quietos y escuchar, podemos alcanzar una sabiduría primaria bastante increíble. Escucha al silencioso murmullo de tu corazón. Él conoce el camino.

  1. ¡Deja que tu alma brille! Sé auténtico. No hay nadie en la tierra exactamente como tú. Camina hacia tu verdadero ser de todo corazón y vive y respira tu propósito.

  1. Somos creadores poderosos. En verdad, muy poderosos. Con intención, enfoque y perseverancia –todo es posible. Necesitas saber esto.

 25

  1. Estoy llena de luz. Estás lleno de luz. Todos estamos llenos de luz. Algunos proyectan sombras sobre su propia luz. Sé un faro de luz a la cual los otros puedan seguir y muéstrales el camino.

  1. ¡No te tomes la vida tan en serio! Nadie sale con vida de todas formas. Sonríe. Se tonto. Arriésgate. Diviértete.
  2. Rodéate de gente que te ame y que te apoye. Y, ¡ama y apóyalos de vuelta! La vida es muy corta para nada menos.

  1. Aprende el baile delicado. Ten sueños y visiones grandes y hermosos. Persíguelos con mucha pasión, pero, también mantenlos con mano ligera. Se flexible y dispuesto a fluir a medida que la vida venga hacia ti.

  1. Dar es el secreto de recibir. Comparte tu sabiduría, tu amor, tus talentos. Comparte libremente y sorpréndete de cómo mucha de la belleza en la vida fluye de vuelta hacia ti.

  1. En ese tema, ten cuidado con dar demasiado. Si vacías tu propia copa por completo, no tendrás nada más que dar. El equilibrio es la clave.

 27

  1. Di “¡SÍ!”……a todo lo que te ilumina. Di “no”, sin disculparte, a todo lo que no te emocione o que no tengas la energía para hacer. El tiempo es uno de nuestros más preciados recursos que nunca podemos recuperar de nuevo. Manéjalo sabiamente.

  1. Algunas veces crecemos más que nuestras amistades. No significa que ellos sean malos o que tú eres malo. Sólo significa que están en caminos diferentes. Mantenlos en tu corazón, pero cuando empiecen a herirte o a detenerte, es momento de dejar ese espacio y dejarlo ir.

 28

  1. El miedo a menudo es un buen indicador de lo que en verdad queremos y necesitamos en nuestras vidas. Deja que sea tu compás y disfruta de la excitante aventura a la que te guía.

  1. Superar tus miedos es una de las cosas más gratificantes que puedes hacer alguna vez por ti mismo. Te probarás a ti mismo que en verdad puedes lograr lo que sea. Un enorme aumento para la confianza.

  1. Nuestros cuerpos son nuestros vehículos a nuestros sueños. Trátalos con amor y aliméntalos con la mejor salud para sentirte vibrante y energizado. Pero nunca te obsesiones con tu imagen. Las apariencias son subjetivas y desaparecen con el tiempo de todas formas. Sentirse bien, saludable, y cómodo en nuestra propia piel es lo que más importa.

  1. Hazle saber a los que amas que los quieres muy menudo y con entusiasmo. Nunca puedes decirlo o demostrarlo demasiado. Tu tiempo, tu presencia, amor y preocupación sincera por su bienestar es el más grande regalo de todos.

 29

  1. El presente es el momento en dónde estamos. Es la única promesa que tenemos. Aprende de tu pasado y disfruta los recuerdos hermosos, pero no te aferres a ellos o permitas que te persigan. Y, sueña en grande y emociónate por el futuro, pero no te obsesiones. Ama este momento, siempre.

  1. La vida está llena de altos y bajos. Necesitamos de los dos para crecer y alcanzar nuestro máximo potencial. Afírmate fuerte y disfruta el viaje.

  1. Estamos todos conectados como una gran familia humana. Nadie es mejor o peor que otra persona –sólo en etapas diferentes de nuestros viajes y lidiando con la vida de la mejor manera que sabemos. Reconoce que la otra persona eres tú.

  1. Practica el agradecer diariamente por todas las bendiciones de tu vida, pequeñas y grandes. No solo esta es una práctica de vibras muy alta que se siente increíble, al hacerlo regularmente, estás creando un espacio para aún más abundancia –de alegría, amor, salud y prosperidad.

 30

  1. No somos el centro del universo……aunque nuestro ego nos haga sentir de esa forma muchas veces. Aléjate de esa manera de pensar y ve el mundo desde laperspectiva de otras personas con una nueva y hermosa luz.

  1. El mundo necesita más amor, luz y risa. Anda a ser amor.

  1. Tú eres el gurú. Por largo tiempo en nuestras vidas, nos han dicho que hacer, lo que “éxito” es. No tienes que comprar nada de eso. Siéntete libre de pelar las capas. Piensa por ti mismo. Rompe el molde. Cuando dejes de hacer lo que todos los demás quieren y comiences a seguir tu propia intuición, va a ser ridículamente feliz.

“Al mirar en retrospectiva a tu propia vida, date cuenta de que cada alto y bajo forma parte de tu increíble historia. ¡Asúmelo! Sigue a las señales y guías del universo y continuarás en un increíble viaje a medida que avances hacia tu poder y hacia tu verdad.”

“La edad es sólo un número, pero mientras más sube, más sabiduría y experiencia de vida acumulamos. Nunca vas a ser más joven de lo que eres en este momento. ¡Así que abrázalo, amalo y disfrútalo por completo!”

Autores:   Dawn Gluskin, Yoko Kanai, Maluniu, Juan Sebastián Celis Maya,  Alex Arroyo Carbonell, Gabriela Ortega Lizárraga Gabriela Ortega Lizárraga, Ing Ricardo E. González  O.

Deja un comentario