Reiki

¿Qué es el Reiki?

Con la intención de comprender el significado de esta práctica nos remitimos a la etimología de la palabra Reiki. Es una palabra japonesa –adaptada de la lengua china- que se pronuncia ray ki y que reune dos pictogramas, el primero ray que se traduce como espíritu y el segundo ki, que se traduce como energía vital activadora del universo. De manera que podemos entender esta palabra como: la energía activadora del espíritu o la energía que nos dá la vida.

El método Reiki se basa en la creencia de que esta energía o ki está presente en todo los seres vivos y su correcto fluir a través de los chakras fundamentales aseguran un buen estado de salud. Las personas que han recibido la iniciación de un maestro Reiki han abierto sus canales de energía y a partir de ese momento acceden a la fuente ilimitada de energía universal para su propia curación y la de los demás.

El Reiki es un sistema curativo natural y holístico que supone que una vez recibidos los alineamientos de maestro solamente tiene que colocar las manos sobre usted mismo u otra persona y el Reiki fluira del universo – no de su propia energía- a través de sus manos a la parte del cuerpo que toque.

Este sistema se utiliza para alcanzar bienestar emocional, mental, físico y espiritual pero al igual que otras medicinas alternativas no es sustituto de la medicina alópata y esto no debe ser recomendado por ningún practicante de Reiki.

Reiki es una palabra sánscrita que significa REI, energía universal y KI, energía vital.

Es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles:

 

Físico: mejoría en dolencias, lesiones, metabolismo,etc.

Emocional: problemas sentimentales, agresividad, infelicidad, etc.

Mental: hábitos dañinos, estrés, insomnio, etc.

Espiritual: armonía, paz, equilibrio, etc.

Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado.

También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia.

Es una terapia complementaria a la medicina convencional y terapias psicológicas reconocida por la Organización mundial de la salud (OMS).

El método Reiki se basa en la creencia hinduista sobre los Chakras, que explicarían los estados de salud de los seres humanos. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos.

El reikista actúa como canalizador de la energía universal y su objetivo es re armonizar los planos físico, emocional, mental y espiritual que han enfermado. Ha sido oficialmente reconocido y recomendado* por la Organización Mundial de la Salud (OMS – WHO) por sus resultados positivos, por ejemplo es altamente recomendable una sesión de Reiki antes y/o después de una operación.

Actualmente existen muchas corrientes de Reiki y en cada una de ellas se enseña de una forma distinta, sin embargo en todas se canaliza la misma Energía Universal, de ello es que estas corrientes de Reiki actúan bajo el mismo principio.

Cuando nos duele algo, el estómago o una muela, automáticamente nos llevamos la mano a ese lugar como si el simple contacto nos aliviara el dolor. De forma natural, sin darnos cuenta, aplicamos el fundamento del reiki, una terapia milenaria japonesa para sanar a través de las manos que cada vez tienen más adeptos en Europa. Las personas que lo practican aseguran que es asombroso cómo funciona y muchas afirman que ha cambiado su vida. Incluso la medicina convencional, siempre escéptica ante este tipo de técnicas alternativas, ya ha empezado a impartirlo en hospitales.

El reiki, que en japonés significa ‘energía universal’, consiste en canalizar a través de las manos una poderosa fuente de vibración, que está fuera, hacia uno mismo o hacia otras personas para curar enfermedades físicas o sanar emociones. Además, cualquiera puede practicarlo o recibirlo, ya que no es un ‘don’ especial reservado a unos privilegiados, sino una técnica que se puede aprender.

“El reiki está al alcance de cualquiera, todo el mundo puede hacerlo y siempre es para bien”

John Curtin, maestro reiki

Aunque esta práctica de canalizar energía tiene más de 3.000 años de antigüedad, cayó casi en el olvido hasta que fue rescatada en 1920 por el doctor Usui, un monje y catedrático japonés al que se considera el primer maestro reiki.

Al igual que la acupuntura o el shiatsu, esta técnica parte de una tesis muy sencilla: que el ser humano es “todo energía”, afirmación que aunque parece muy esotérica comparte aspectos con la física cuántica. El reiki sostiene que cuando la energía se bloquea, por cualquier circunstancia, es cuando se produce una enfermedad. La imposición de las manos en la zona enquistada, donde la energía ha quedado taponada, sirve para disolver ese ‘nudo’ que impide que la energía fluya y así devolver el equilibrio al organismo.

“El reiki es una herramienta muy poderosa que está al alcance de cualquiera. No hace falta nada especial, todo el mundo puede hacerlo. Además, no tiene contraindicaciones porque siempre es para bien”, asegura John Curtin, maestro reiki y presidente de la Fundación Sauce, donde ya se han formado más de 6.000 alumnos en los cursos que imparte para instruirse en esta técnica.

Práctica

La práctica del Reiki se fundamenta en un emisor o canal que, mediante sus manos, transmite Reiki (energía vital) a un receptor que puede ser él mismo u otra persona con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades; no obstante, gracias a que Reiki es una energía universal los tratamientos también pueden dirigirse a otros seres vivos como animales e incluso plantas.

La explicación de los efectos curativos del Reiki parte de los conocimientos hinduistas sobre los Chakras, que explicarían los estados de salud de los seres humanos. De esta forma, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos. La energía Reiki se dirige a estos chakras cuando se aplica a un receptor enfermo, desbloqueándolos y potenciando el proceso de recuperación del receptor.

Aunque Reiki es una técnica de sanación, no se recomienda utilizarla como sustituto del tratamiento médico prescrito por un profesional, aunque sí se puede utilizar de forma complementaria.

Los Cinco Principios del Reiki

El doctor Mikao Usui estableció una pauta de vida para el Reiki basada en los Principios del emperador Meiji , e invitó a sus alumnos a seguirla. Éstos son los Cinco Principios del Reiki:

- Sólo por hoy no estés enojado.

- Sólo por hoy no te preocupes.

- Gana tu pan honradamente.

- Siente gratitud por todo lo vivo.

- Honra a tus padres y ancianos, a tus maestros y alumnos.

El método secreto para atraer bendiciones

La medicina espiritual de muchas enfermedades

Solo por hoy, no te enfades, no te preocupes, da gracias, trabaja honestamente, se amable. Gassho en la mañana y en la noche. Piensa en esto, recítalo.

 

¿Para qué sirve el Reiki?

A lo largo de nuestra vida se producen bloqueos internos que dificultan la circulación de la energía, por ello a veces nos sentimos desarmonizados.

Cuando nuestra energía vital (Ki) es fuerte, nosotros estamos física, emocional, mental y espiritualmente sanos. Cuando nuestra energía vital está en un nivel muy bajo, podemos desequilibrarnos o enfermarnos en varias formas. Una de las maneras en que podemos reabastecernos de Fuerza Vital es usando Reiki.

Reiki es un técnica Holística ya que armoniza y desbloquea todos los planos del ser humano, físico, mental, emocional y espiritual. No agrede al cuerpo de ninguna manera y tampoco crea adicción ni efectos secundarios o colaterales ya que no se utilizan sustancias químicas ni elementos extraños al cuerpo sino solo la energía de vida que está presente en todo ser vivo.

El Reiki se puede utilizar para:

•Liberar emociones reprimidas

•Aumentar el nivel energético, proporcionando vitalidad física y anímica

•Revitalización orgánica y rejuvenecimiento de todo el organismo

•En la mayoría de los casos Reiki aumenta los efectos del tratamiento médico cuando se usa en unión con él, nunca reemplazando a éste

•Provocar un estado de relajación reduciendo o eliminando la ansiedad

•Aliviar el sufrimiento así sea físico, emocional, mental o espiritual

•Ayuda a eliminar el estrés diario al que somos sometidos por las exigencias de la vida actual

•Migrañas, depresión, dolores menstruales, estreñimiento

•Ayuda a limpiar el organismo y la mente de todo tipo de toxinas

•En el caso de pacientes en fase terminal, puede dar alivio tanto a la persona afectada como a su grupo familiar

•Embarazo y post parto

•Facilitar el sueño y disminuir el abatimiento

•Trastornos alimentarios (bulimia y anorexia)

•Puede ser usado para ayudar animales y plantas

Para acceder a Reiki no hace falta estar enfermo, cualquier persona que siente que “hay algo más” y no sabe qué, y no le encuentra mucho sentido a las cosas que hace en su vida cotidiana, puede encontrar su razón de ser y estar en esta vida a través del Reiki.

 

A través de este método, hacemos que nuestro cuerpo se vuelva más sano, el pensamiento se vuelva más calmado y aumentemos la alegría de vivir.

Curtin se topó con el reiki más por necesidad que por convencimiento. Hace años, cuando dirigía una empresa de informática, sufrió una parálisis facial que le dejó inutilizado un lado de la cara. Los neurólogos le dijeron que no tenía curación y que se quedaría así de por vida. Después de probar de todo, empezó a recibir reiki y en tres meses recuperó la movilidad de la cara por completo. “Como informático era muy escéptico ante este tipo de terapias, pero experimenté en mí los resultados. Siempre digo que lo importante no es si te lo crees o no, lo importante es que el reiki funciona”, explica Curtin.

Los Chakras y el Reiki

El cuerpo humano se compone de más de 50 billones de células. Cada célula contiene una sabiduría omnisciente y está conectado con el universo y todos los seres vivos dentro de él.

Una buena analogía es pensar en el universo como un inmenso océano de agua: Todos los seres vivos dentro de ese océano somos como una gota pequeña y en conjunto, estas gotas forman y son parte de la Fuerza Vital Universal (Reiki).

El Reiki es parte de nuestra estructura genética. Un componente de inteligencia integrada que energiza el cuerpo, la mente y espíritu. La energía Reiki estimula el crecimiento, la salud, la vida y la curación. Cuando el cuerpo, la mente y el espíritu están en armonía, la inteligencia biológica que regula los recursos del cuerpo, (la capacidad de curarse a sí mismo y de funcionar correctamente) se intensifican. El Reiki justamente es una llave que potencia las capacidades óptimas de funcionamiento del cuerpo.

Hay 7 centros de energía principales en el cuerpo que controlan el flujo de la Fuerza Vital Universal. Se les conocen como los CHAKRAS. La palabra chakra proviene del sánscrito y se traduce como “rueda”, por referirse a las ruedas de energía del cuerpo etéreo que da vida a una parte de nuestro cuerpo físico.

Cada chakra, es responsable de suministrar energía a partes específicas del cuerpo.

Todas nuestras emociones de negatividad, como podrían ser el odio, los nervios, el estrés, la envidia, el orgullo, los apegos a las cosas materiales, etc., bloquean el funcionamiento normal de los chakras o centros energéticos y a su vez por esta razón se bloquea también el buen funcionamiento de todo nuestro organismo, por lo que surgen la mayoría de las enfermedades que conocemos tanto a nivel físico como psíquico.

Cuando nacemos TODOS nuestros chakras están perfectamente alineados y vibrantes. Con el paso del tiempo, a medida que comenzamos a adoptar un “comportamiento adulto” (negando y/o ignorando muchos aspectos de nosotros mismos, dejando de demostrar nuestras emociones, pensamientos y personalidad) estas negaciones causan bloqueos y desbalances en nuestros chakras

Los chakras son tan importantes porque…

Para que el equilibrio o desbloqueo de los chakras se produzca hay que poner en funcionamiento óptimo el flujo de energía que por ellos circula con el fin de abrirlos al máximo y dejarlos girar para que nos permitan mantenernos sanos de mente, cuerpo y espíritu.

Lo que hacemos con el Reiki es precisamente esto: Aprender a energizar, desbloquear y balancear estos centros energéticos a través de la imposición de manos, logrando prevenir o curar y proteger aquellos flancos que puedan ser artífices de la penetración de una enfermedad.

 

Especificidades de cada Chakra

El Chakra Corona

Ubicación: Se encuentra en la parte superior de nuestra cabeza (en la coronilla).

Representa: La iluminación, la intuición y la visión espiritual. Corresponde al nivel más alto de perfección espiritual y de nuestra conexión con el espíritu. (Este es el chakra que está más involucrado cuando nos sintonizan como canal Reiki)

Conexión con el organismo: Suministro de energía a las glándulas pineal, el cerebro superior y el ojo derecho.

Color: Blanco o violeta

El Chakra del Tercer Ojo

Ubicación: Se encuentra en el centro de la frente,  justo en el entrecejo.

Representa: La percepción psíquica, la telepatía, y PES. Está relacionado con la capacidad y la conciencia. Es el centro del poder femenino y de la creación de realidades personales.

Conexión con el organismo: Suministro de energía a la columna vertebral, el cerebro inferior, ojo izquierdo, la glándula pituitaria, la nariz, oídos y sistema nervioso central.

Color: Indigo

El Chakra de la Garganta

Ubicación: Se encuentra en el centro del cuello (en la garganta).

Representa: La libre expresión, las emociones, la comunicación y la creatividad. Está asociado con las cosas etéreas, el oído y el sonido. Aquí yace la creatividad, la vibración y la clarividencia. Es el centro de la pureza.

Conexión con el organismo: Suministro de energía a la garganta, glándula tiroides, los pulmones superiores, los brazos y el tracto digestivo.

Color: Azul claro

El chakra del Corazón

Ubicación: Se encuentra en el centro de nuestro pecho.

Representa: Las emociones, el amor, la devoción, el crecimiento espiritual y la compasión. A través de este chakra expresamos el amor al prójimo y nos relacionamos con todo y con todos.

Conexión con el organismo: Suministro de energía al corazón, la glándula timo, el hígado, los pulmones y el sistema de circulación.

Color: Rosa y verde

El Chakra del Plexo Solar

Ubicación: Se encuentra justo por encima del ombligo.

Representa: La voluntad. El poder y el equilibrio de los poderes. Aquí es donde se produce la asimilación de la energía que absorbe el organismo. Es el centro del poder masculino.

Conexión con el organismo: Suministro de energía a las emociones, el estómago, el hígado, la digestión, la vesícula biliar y el páncreas.

Color: Amarillo

El Chakra Sacro o Hara

Ubicación: Se encuentra justo debajo del ombligo.

Representa: La energía sexual, las percepciones y las primeras impresiones de la gente. Aquí reside el poder de generación de energía de la vida. Es esencial para lo que se refiere a la vitalidad y la salud.

Conexión con el organismo: Suministro de energía a los órganos reproductores, las piernas y las glándulas. Facilita la asimilación de los alimentos y regula la circulación sanguínea

Color: Naranja

El Chakra de la Raíz

Ubicación: Se encuentra los genitales (justo en la base de la columna).

Representa: La vida, la vitalidad física de nacimiento, y la creación. Es la puerta de la vida y de la muerte, lugar de nacimiento y de la reencarnación. Lo que nos mantiene unidos a la tierra y el que nos permite  tomar la abundancia del planeta.

Conexión con el organismo: Suministro de energía a la columna vertebral, riñones, vejiga y las glándulas suprarrenales.

Color: Rojo

¿Qué hace el Reiki a los Chakras?

En un tratamiento de Reiki lo que ocurre es que se energizan, abren o desbloquean los chakras para re-equilibrar el flujo de la Fuerza Vital Universal en todo el cuerpo y permitirles girar a todos juntos por igual en sintonía.  Cuando todos los chakras están vibrando al mismo ritmo y con la misma radiación, estamos estimulando el sistema inmunológico de nuestro cuerpo y las habilidades naturales de curación del mismo.

Muchas culturas han desarrollado técnicas y disciplinas que estimulan el flujo de energía KI alrededor del cuerpo. Sin embargo, el Reiki es el más fácil de aprender y administrar porque:

Es un método NO invasivo

Las técnicas son fáciles de dominar y Los resultados son profundos.

El Reiki está siempre presente en nuestros cuerpos. Esto significa que cualquiera puede aprovechar esta profunda energía incorporándola concientemente para la curación. Ahora bien, al no estar en sintonía con la Fuerza Vital Universal, sólo podremos utilizar alrededor de un 10-20% de nuestra capacidad innata para la curación.

 

Terapia en hospitales

El reiki no sólo es compatible con cualquier tratamiento médico, sino que además actúa como complemento, ya que en ningún caso se recomienda suspender ninguna medicación para sustituirla con esta técnica. Además, está reconocida como terapia alternativa por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De hecho, en Estados Unidos y Reino Unido ya se utiliza en más de 1.000 centros hospitalarios y está incluido en el Sistema Público de Salud. En el estado de Nueva York, hasta los servicios de emergencia están formados para dar reiki.

En España, donde esta terapia aún lleva pocos años de desarrollo, aún no se ha llegado tan lejos, pero ya se aplica en varios hospitales como el Gregorio Marañón o La Paz gracias a los buenos resultados que se han observado en los pacientes. “Contamos con acuerdos de colaboración con cinco hospitales de Madrid para aplicación de reiki a enfermos”, asegura Curtin. La fundación que dirige cuenta con más de 300 voluntarios que imponen las manos a los enfermos para aliviar sus dolores.

Entre otros, muchos pacientes de cáncer reciben sesiones de reiki, ya que se ha usado con éxito en combinación con la quimioterapia para ayudar al organismo a mantener la fortaleza física necesaria para soportar el tratamiento. “Aprendí reiki para ayudar a mi tía que padece cáncer. Ahora me dice que se siente mejor después de darle una sesión. Sé que desde fuera parece una locura, pero es alucinante”, explica María Jesús.

Sus seguidores aseguran que el reiki sirve para sanar una interminable lista de enfermedades, tanto físicas como emocionales. Así, afirman que su “práctica habitual” puede aliviar e incluso curar dolores crónicos como la artritis, reuma o migrañas. También acelerar la recuperación de lesiones óseas y musculares, ayudar el organismo a combatir infecciones o mitigar el estrés y la ansiedad.

Contra la depresión

La práctica de la imposición de manos también lucha contra la enfermedad del siglo XXI: la depresión. “Como su objetivo es equilibrar energéticamente a la persona tanto física como espiritualmente, este tipo de dolencias psíquicas desaparecen cuando la persona vuelve a su estado de equilibrio”, explica Curtin.

“No hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas”, dice una máxima reiki

Es el caso de Candela, una azafata que padece depresión y lleva años medicada sin obtener ninguna mejoría. Acudió a ver a John Curtin para recibir un tratamiento, que se compone de un mínimo de tres sesiones de reiki, porque una amiga se lo había recomendado. “Entendí que mi depresión provenía de un bloqueo emocional y las sesiones de reiki me sirvieron para liberar esa angustia contenida. Sentía como una bola en la garganta y otra en el pecho que me impedían respirar. Poco a poco esa bola que hasta notaba físicamente se han ido disolviendo y ahora casi no tomo medicación”, explica Candela.

Como todas las técnicas orientales, el reiki trata a la persona como a un todo. Es decir, no distingue entre cuerpo y espíritu. Hay una máxima de esta técnica que dice que “no hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas”. Así, los maestros mantienen que las dolencias no se dan aisladas, sino como consecuencia del desequilibrio entre alma y cuerpo.

Manuela González también se dedica a dar sesiones de reiki. Asegura que la fuerza que sale de sus manos -ella es sólo un canal- lo único que hace es restablecer el orden, porque hay veces que “las energías están en guerra civil”. Muchas personas acuden a su consulta para darse “un chute de energía” como dice entre risas José María, director de márketing de una página web o para tratar las dolencias de “una enfermedad reumática”, en el caso de María, periodista.

“Autosanamos nosotros, es una capacidad natural que todos tenemos”

Manuela González Yáñez, maestra reiki

“Cuando nos sentimos mal, insatisfechos, enfermos físicamente o emocionalmente la terapia de reiki nos ayuda a reconocer nuestra esencia y lo que necesitamos modificar, que puede que no coincida con lo que nosotros queremos, para permanecer en un estado de salud”, explica González, maestra de reiki por la Asociación Servicio reiki.

Los maestros reiki defienden el asombroso poder de autocuración del ser humano que se pierde con los años. “En definitiva, autosanamos nosotros, que es una capacidad natural que todos tenemos y que con la ayuda de un maestro de reiki empezamos a redescubrir”, recalca González. Así, coincide con Curtin en que es el paciente el que “toma las riendas” de su propia sanación.

Sin vinculación ideológica

Como terapia energética el reiki no está vinculado a ninguna ideología ni religión. De hecho, la Iglesia Católica tiene a maestros reiki entre sus miembros. No en vano en el Nuevo Testamento se relata cómo los apóstoles realizaban milagros mediante la imposición de manos para sanar en nombre de Jesús. Cambian la manera de decirlo pero no el significado: donde la tradición japonesa habla de energía universal de la vida, los católicos dicen Dios. “No es incompatible con la fe católica, para mí es Dios el que cura. De hecho, yo abro la sesión de reiki con un Ave María”, explica sor Margarita, una monja que estudió reiki como herramienta para aliviar a los más desfavorecidos. Es más, el propio Juan Pablo II dio la bendición a sor Mariusza, monja polaca y maestra reiki por su labor en la Congregación de la Posjonistek.

Los que lo practican aseguran que cuanto más reiki haces, mejor te sientes. Y es que descubrir que tu salud y tu felicidad están al alcance de tu mano, nunca mejor dicho, lo cambia todo. Aunque todavía muchos se resiste a creer que el poder está en la palma de su mano.

 

¿Cómo es una sesión de reiki?

Una sesión de reiki suele durar 45 minutos. El paciente se acuesta en una camilla en un ambiente tranquilo mientras el maestro posa sus manos en distintas zonas de su cuerpo. Hay doce posiciones de manos, se empieza por la cabeza (nuca) y se termina con las plantas de los pies, reequilibrando todos los centros de energía o ‘chakras’. Durante la sesión, es habitual cerrar los ojos porque es normal que el paciente se quede dormido o entre en profunda relajación. Tras el tratamiento, se recomienda beber mucha agua y estar muy atentos a los cambios que sucedan en el cuerpo.

 

¿Quién puede dar reiki?

Todo el mundo puede hacerlo. No hay que tener ninguna condición especial. Aunque sí hay que hacer un sencillo curso que dura un fin de semana en el que a través de un rito de iniciación se “abre el canal” por el que te conviertes en transmisor de energía. En el Nivel I se imparten unas nociones básicas sobre la técnica de imposición de manos. Al terminar, recibes un diploma y la información necesaria para dar sesiones de reiki a otras personas e incluso a ti mismo.

Deben pasar un mínimo de seis meses para iniciar el Nivel II, cuya complejidad se acrecienta y en el que por ejemplo se aprende a sanar a distancia o disolver situaciones pasadas. Después le sigue el nivel III y el IV, y al fin, el curso de maestro. La maestría de reiki es transmitida por el maestro directamente. Cada maestro puede iniciar a otras personas en los distintos niveles. Actualmente, hay aproximadamente 15.000 maestros de reiki en el mundo y su práctica crece sigue creciendo.

 

Las posiciones de las manos durante el tratamiento reiki

Existen diversas guías orientadoras sobre cómo y dónde situar nuestras manos, creadas por varios maestros Reiki hasta la fecha. En esta página te presento las más extendidas. Para el tratamiento a otra persona se dedica de tres a cinco minutos a cada una de las posiciones, lo que supone una sesión de una hora, de comprobada eficacia para activar un proceso autodepurativo del cuerpo, si se realiza cuatro días consecutivos. Así se estimulan las defensas del organismo y su propia fuerza homeostática que lo pone de nuevo en equilibrio y armonía, tras el relativo periodo desintoxicante que seguirá naturalmente.

En cualquier caso puedes experimentar con tus propias posturas, recibiendo por intuición la guía que lleva tus manos a los lugares del cuerpo, por el tiempo que sientas adecuado.

La forma más habitual de comenzar a explicar lo que es el reiki es decir que lo que hacemos al sentir un dolor es poner las manos sobre él.

Desde tiempos ancestrales las manos son la herramienta más versátil del cuerpo humano. Existen pinturas rupestres que muestran la imposición de manos con la finalidad de sanar. Hipócrates, como padre de la medicina moderna, se dio cuenta de que los enfermos que recibían contacto físico a través de las manos, sanaban con más prontitud que las que no lo recibían.

Los bebés necesitan de las caricias y el contacto de las manos para su desarrollo emocional.

La escritura que se realiza con las manos, refleja, gracias a los estudios de la grafología, las características de las personas en sus diferentes aspectos.

Algunas personas sensitivas necesitan tocar objetos para percibir las cosas que ocurrieron en relacion a esos objetos.

Estos son solo algunos de los aspectos de los muchos que abarcan la importancia de las manos en las personas.

 

El entrenamiento de unas manos

Cuando una persona ha recibido el entrenamiento adecuado en reiki, aprende a percibir con sus manos las oscilaciones de energía en el campo energético de su paciente. Deslizando la palma de sus manos a unos centímetros del cuerpo puede descubrir qué lugares tienen la energía bien distribuida y qué lugares tienen bloqueos energéticos o fugas energéticas causantes de dolencias o enfermedades en el presente o en el futuro.

Como bien explicaba Mikao Usui y algunos de sus sucesores como Hawayo Takata, las manos son una extensión del corazón. Por este motivo nos ayudan tanto a expresarnos, amar, gesticular, acariciar; A sentir calor, frío, cosquilleo, suavidad, aspereza, vibraciones, y un sinfín más de sensaciones.

La relación de los chakras con las manos

En el cuerpo existen unos ochenta y ocho mil chakras distribuidos por cada milímetro de su superficie y su interior. Hasta ellos y a través de los meridianos o nadis (pequeños conductos energéticos), llega la energía que nos da la vida procedente de los siete chakras principales que recorren toda la columna vertebral, desde la base del cóccix hasta más arriba de la nuca y llegando hasta lo que habitualmente llamamos “la coronilla”.

Cada uno de los siete chakras principales tiene un efecto sobre una parte física, mental, emocional y espiritual. De esta manera, cuando existe un bloqueo en uno de estos siete chakras principales, la energía no llega correctamente a la parte del cuerpo que este controla y se produce una dolencia que puede desencadenar enfermedad. A su vez, esta dolencia o enfermedad está íntimamente relacionada con una parte emocional, mental y espiritual que también sufre sus consecuencias.

Por supuesto, en la parte central de las palmas de las manos existen importantes chakras secundarios considerados prolongaciones del chakra del corazón, relacionado este último con el amor y la sanación. Por esta razón, al trabajar el chakra corazón, se trabajan los chakras de las manos.

 

El entrenamiento energético del terapeuta reiki

Con la debida práctica y disciplina, un terapeuta reiki que trabaja ejercicios bioenergéticos centrados en el desarrollo del chakra corazón, desarrollará a su vez la sensibilidad en sus manos para detectar sobre el campo energético de la otra persona tanto los equilibrios como los desequilibrios. Este proceso le llevará a conocer exactamente qué lugares precisan especialmente la aplicación de la energía reiki.

La meditación gassho (palabra japonesa que significa “dos manos juntas”) hará que le resulte al terapeuta mucho más fácil no solo canalizar energía reiki, sino detectar qué zonas concretas del cuerpo del paciente precisan del restablecimiento energético.

Las manos del terapeuta pueden ser entrenadas como un auténtico sensor energético, además de un aparato transmisor de Energía Vital Universal.

Crisis de sanación

Es normal que se produzca lo que se denomina ‘crisis de sanación’, un empeoramiento temporal de los mismos síntomas que se tratan. “Es un proceso por el cual el cuerpo se libera de toxinas y de todo lo que le estaba molestando. Lo importante es que es pasajero y que una vez pasada la crisis, la persona se siente mejor que antes del tratamiento”, explica Curtin.

¿Cómo se aplica esta terapia contra el estrés laboral?

Un tratamiento de Reki suele llevar entre 45 minutos y una hora. Es por este motivo que se recomienda como tratamiento complementario para ser administrado durante el horario de almuerzo del empleado o bien después de concluida la jornada laboral.

Puesto que esta terapia actúa sobre la energía de la persona, concede beneficios más allá de la simple relajación física. Algunas de las consecuencias observables de un tratamiento de reiki son el aumento de la claridad mental, la tendencia de la persona al pensamiento creativo-positivo, el alivio de dolores corporales y la aceleración de la recuperación de todo tipo de afecciones físicas y psíquicas.

Reduzca su Estrés Hoy y mejore el ambiente laboral

En esta sección le proponemos diferentes ideas para aplicar en su vida diara y comenzar a reducir su estrés hoy. Además de los rápidos tips a continuación, encontrará información para pensar y reflexionar acerca de técnicas y terapias alternativas en el menú sobre su izquierda:

Medite al menos 10 minutos al día

No se auto-medique

Permítase recibir masajes, reiki y otras terapias corporales para su relajación y satisfacción personales

Cuando se encuentre ante una situación estresante piense en positivo. Convénzase de que “todo va a salir bien”

Comparta sus sentimientos con sus compañeros y en casa. No está solo ni en los momentos tensos ni en los alegres

Intente estar atento a los pensamientos negativos y en cuanto detecte uno, afirme inmediatamente lo contrario

Estudios recientes han demostrado que las técnicas de relajación y respiración controlada provocan cambios fisiológicos en el individuo que benefician su bienestar general. Estas técnicas profundizadas y guiadas, aun muy simplemente, llevan a los estados de meditación.

Cuando la población en general escucha referencias a la meditación, inmediatamente imaginan complicados rituales y actividades físicas, imposibles de aplicar para el hombre común. Nada puede estar más lejano a la realidad, todos podemos meditar, prácticamente en cualquier lugar, contando con algunos minutos de quietud y un espacio físico con mínimos requerimientos de privacidad.

No existe UNA ÚNICA técnica de meditación. Por el contrario con unas breves instrucciones cualquier persona puede iniciar su camino personal hacia la meditación.

Lo importante de esta técnica son los cambios, fácilmente comprobables que sufre el organismo, disminución de la presión arterial y el ritmo cardiaco, relajación muscular, mejoramiento del tránsito digestivo, producción de ondas cerebrales que se reflejan en sensación de bienestar emocional, mayor conciencia del entorno y claridad de pensamiento.

En esta línea de trabajo la meditación acompañada de las técnicas REIKI suman a este aumento del bienestar general, la posibilidad de nutrirse de energías y dirigirlas hacia aquellas áreas de la actividad diaria que la persona percibe como problemáticas o bloqueadas. Las sesiones de meditación previas a iniciar las tareas diarias o al enfrentar un nuevo proyecto o reunión que causen inquietud, permiten a la persona enfocarse en el problema real a enfrentar, dejando de lado lo imaginado; la actitud del individuo permite que las relaciones con los demás fluyan más fácilmente, lo que conlleva al alcance de acuerdos y planteos claros de problemáticas a trabajar.

La facilidad de resolver problemas laborales y aún de llevar a cabo tareas rutinarias que pesan sobre el individuo, produce una disminución notable del estrés, que como en todo círculo virtuoso, mejora el trabajo de la persona y su estado general de salud.

El éxito de una empresa está determinado, entre otras cosas, por el rendimiento y la felicidad de las personas que la componen. La posibilidad de trabajar en armonía dentro de un grupo facilita el éxito de los emprendimientos. En el mundo empresarial, ejecutivos y trabajadores de todos los niveles, deben rendir de forma eficiente y cada vez es mayor la exigencia y la presión que deben soportar, debido a la creciente competencia. El estrés resultante crea discordias y dificultades en el trabajo en equipo, con la consabida pérdida de tiempo y dinero.

Reestablecer e instalar la armonía en el grupo es el camino más rápido al éxito. Lograr que para los empleados resulte una tarea agradable compartir tantas horas de trabajo con sus compañeros, es el inicio de una relación de grupo exitosa. El movimiento “Slow” originado en Italia, que se opone a vivir a las corridas, se a implementado ya en algunas importantes empresas europeas, con excelentes resultados. La técnica del reiki que favorece la relajación y libera del stress, es una útil herramienta de esta forma de vida.

Cada vez son más las empresas que se ocupan del bienestar de sus integrantes, algunas les ofrecen espacios confortables para relajarse, clases de meditación y yoga entre otras cosas. Los resultados son altamente satisfactorios, porque cuando sentimos fluir esa energía revitalizadora que nos equilibra, se genera un clima natural de armonía y cooperación. Invertir en el aprendizaje de técnicas que permiten alcanzar la armonía de grupo, es instalar una mejora en el rendimiento personal y colectivo y una valiosa ventaja sobre la competencia.

El reiki nos brinda una herramienta eficaz para combatir el stress laboral con resultados directos y efectivos, ya que opera a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Nos permite armonizar al grupo y revitalizarlo con un aporte extra y renovado de energía.  El reiki nos enseñará a elevar la energía propia y del grupo y a enviar energía a un proyecto para que todo fluya sin inconvenientes.

 Al reducir o eliminar el nivel de stress, generamos un ambiente armonioso de trabajo y colaboración, y mejoramos la salud, por lo tanto se reducen las faltas por enfermedad.  Las estadísticas nos muestran que los praticantes de reiki tienen menos ausentismo laboral y logran crear un ambiente de trabajo menos estresado y más armonios,  que produce una menjora en las relaciones laborales. Se ha empezado a introducir el reiki en empresas de EE.UU., Alemania, países escandinavos , Inglaterra, Italia, y cada vez son más las empresas que lo incorporan dados los excelentes y rápidos resultados que se observan.

La manera de enseñarlo en la empresa es flexible, se adapta a los requerimientos y posibilidades de disposición de tiempo de cada grupo, teniendo en cuenta el número de participantes. Se puede realizar en media jornada laboral o en varias presentaciones de una hora. Durante el desarrollo del taller de reiki, aprenderemos a darnos reiki a nosotros mismos y a quienes se encuentren físicamente con nosotros. Realizaremos intercambio de reiki entre los asistentes, pudiendo recibir y comprobar los beneficios de la energía vital, inmediatamente. Se entregará material instructivo y un certificado de nivel que permitirá a aquellos que lo deseen, seguir avanzando en el aprendizaje de esta técnica de armonización natural.

 

Respiración luminosa

Es una técnica para reducir el estrés y para purificar la mente y el cuerpo.

- De pie o sentado, cierra los ojos y respira lenta y naturalmente. En este ejercicio, se explica esta técnica en la posición sentado en una silla.

- Ponte en posición de Gassho y tranquiliza la mente. Respira lentamente, sin causar ninguna tensión. Inhala y exhala por la nariz. Si te encuentras cómodo exhalando por la boca, puedes hacerlo. Lo importante es que respires naturalmente.

- Conéctate con la energía del Reiki, levantando los brazos, entreabiertos y estirados por encima de la cabeza, y las palmas de las manos mirando hacia el frente. Siente que te conectas con el universo y que el Reiki fluye por todo tu cuerpo, y que te fundes con la energía que emana por las palmas de las manos. Siente que todo el cuerpo está envuelto por la energía.

- Lentamente, bajas las manos a los muslos y colócalas con las palmas hacia arriba, y mantén las manos relajadas como si tuvieras un par de huevos en ellas. Lleva la atención al Tanden y escucha tu respiración.

- Mientras inhalas, visualiza que la energía blanca de Reiki llena tu cabeza y baja al Tanden. Desde el Tanden la energía se extiende a todos los órganos y a todas las células de tu cuerpo. Siente que el proceso de la sanación está ocurriendo. Mientras exhalas, visualiza que la luz que llenó todo tu cuerpo emana por la piel y llega a ser parte de tu aura, y después se extiende al infinito. Al mismo tiempo, suelta cualquier tensión.

Continúa con este ejercicio durante un rato.

Ponte en posición Gassho.

Si te sientes cansado después de realizar este ejercicio de respiración puedes acostarte. Si por el contrario, quieres despertarte totalmente, mueve las muñecas en todas las direcciones para despejar la mente (haciéndolas rotar)

Fuente: www.harmony-at-work.org, Iris Blanco, Lic. Elena Vaccaro – Reiki Master, www.terapiareiki.es, Rocío Galván, Ing. Ricardo E. González O.

3 thoughts on “Reiki

    1. Hello Ashish,I’m glad that you reached out to me. Life, not only yours, but evrenoye’s life is full of struggle. Struggle is our stamp of success when we come out on the other side. Giving up is the easiest way to deal with situations, but Fighting? This is what Breed champions!! I will be honored to pour energy, love and light into your life. Keep your head up Ashish, you have a long life ahead of you .Never Give Up! ~Namaste’Dee Amaranth

Deja un comentario