Conoce Mi linda Tunja

Tunja capital del departamento de Boyacá en Colombia.

Latitud: 5 grados, 32 minutos y 7 segundos de latitud norte.
Longitud al oeste de Greenwich es de 73 grados, 22minutos y 04 segundos.

Su altura sobre el nivel del mar es de 2775 metros, su altura máxima es de 3200 mts en el Barrio Paraíso.

Temperatura promedio de 13 grados centígrados. Aunque oscila dependiendo de la hora y la época del año entre los 0 y los 20 grados.

Pero su clima constante es frio, semiárido y seco.

La historia de Tunja se desenvuelve en la misma forma en que lo hacen las de la sociedades hispanoamericanas, en tres periodos: el aborigen,el hispánico colonial y el republicano, después de la revolución de independencia. Sobre la construcción indígena del poblado de hunza, se construyó un pueblo colonial hispánico o Tunja, un pueblo que logra ser parte de una nación libre.

46426_447452547936_6608197_n

Capital de Boyacà fue fundada en 1539 por Gónzalo Suárez Rendón, en la sede de un importante cacicazgo Muisca y capital de Provincia desde un comienzo, Tunja guarda ricos testimonios de su esplendor colonial. En 1812 fue sede del congreso de las provincias unidas de la nueva Granada gesto libertario que le valdría ser ocupada por Pablo Morillo en 1816.

Hoy se destaca por su activa vida cultural.

Tunja es una ciudad colombiana, capital del departamento de Boyacá. Cuenta con una población estimada de 190.000 habitantes. Fue la capital de la república homónima creada en la Constitución de Tunja el 9 de diciembre de 1811.

Se encuentra situada sobre la cordillera oriental de los Andes, 130 km al noreste de la ciudad de Bogotá. Posee el legado precolombino de la antigua Hunza, una de las ciudades más antiguas de América (1.000 a.c. aprox). A partir de la fundación hispánica en 6 de agosto de 1539 la ciudad vivió una era de esplendor en la Nueva Granada, convirtiéndose en un fortín de la corona española (con colonos de castilla, extremadura y andalucía principalmente) y uno de los mayores centro administrativos, judiciales, políticos y culturales del país.

En la época independentista se constituyó como república (1811). Siendo capital desde la era precolombina (Chibcha), primero de la república, luego de la provincia y hasta nuestros días del departamento de Boyacá, Tunja es un reconocido e importante centro de ocio juvenil, literario, científico, deportivo, universitario, cultural e histórico, es considerada Ciudad Universitaria de Colombia, debido a la gran afluencia de estudiantes de otras ciudades que vienen a formarse en la universidades de la capital boyacense.

644444_10151148411387937_1170362930_n

Tunja alberga un patrimonio de más de 50 edificaciones coloniales dentro de su Conjunto Monumental protegido (Casco Histórico), en el que destaca también su grandiosa plaza mayor central de armas, con un área de 1,5 hectareas y que se encuentra flanqueada por antiguos edificios de la época colonial en tres de sus costados y republicanos en uno de ellos, se le reconoce como una de las ciudades de mayor interés para el viajero en todo el país. Es la sede del Festival Internacional de la Cultura de Boyacá y del Aguinaldo Boyacense, eventos de carácter internacional. En materia de seguridad ciudadana, Tunja es considerada como la ciudad más segura de Colombia según el informe presentado por el Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad.

Escudo_JEPG_de_Armas_de_la_Muy_Noble_y_Muy_Leal_Ciudad_de_Tunja_D.H.C.

El estandarte heráldico de la ciudad se basó en el escudo de Toledo otorgado por el Rey de España Carlos V y en la bandera Andalucía otorgada de la Reina de España Juana “la Loca”

Época prehispanica

Los primeros pobladores primitivos llegaron hace aproximadamente 12.000 años. El Hombre Temprano u Homo del Tequendama data del 6.375 ac. y encontraron esqueletos humanos, utensilios de hueso y artefactos líticos o de piedra. En el territorio de la ciudad se han encontrado huellas arqueológicas desde el año 1500 antes de Cristo. 

Durante más de dos mil años se establecieron distintos grupos humanos en predios de la ciudad. Los científicos del Grupo de Arqueológico de la UPTC, indican que en Tunja, el Hombre prehistórico procede de diversos pueblos que se establecieron en estas tierras. Hacia el primer milenio después de Cristo, las tierras fueron descubriertas por los Muiscas, un pueblo de la familia Chibcha proveniente de Centroamérica. Su vía de inmigración posiblemente fue a través de Panamá hacia la Región Andina.

Junza o Tchunza que en lenguaje chibcha significa Varón poderoso o Varón prudente” Tunja era el nombre que daban los Muiscas al Cacicato de los Zaques, cuyo extenso territorio comprendía los pueblos del Hunza o Tchunza (capital sede del Cacicato), Ramiriquí, Turmeque, Tibana, Tenza, Garagoa, Somondoco, Lenguazaque, Tuta, Motavita, Sora y otros pueblos indígenas mas pequeños

199203_10151151234677937_815099569_n

Adoraban al sol. Todos los días antes del amanecer los Muiscas iban en procesión a los cojines, centro de culto, a rendír tributo de adoración al sol, allí cantaban danzaban. Parece que existía una calzada o avenida que iba desde el cercado Quiminza hasta los cojines y se prolongaba a las piedras pintadas tras del alto en donde hacían los ritos de las siembras y las cosechas.

Otro lugar de importancia en Hunza era el templo de Goranchacha un adoratorio en homenaje al sol el cual se encontraba en las orillas del Poso de Donato y a cuyo alrededor se hacían los enterramientos chibchas. Los hunza acostumbraban a una procesión religiosa que gastaba tres días en hacer el recorrido desde el cercado del saque (Quiminza),hasta el templo del sol (en la actual universidad UPTC). Hacia la zona que hoy se llama alto de san Lazaro se ubicaba la loma de los ahorcados, lugar en donde se castigaban las faltas grabes de los súbditos del cacique con la pena de la horca.

La culebra significaba para los indígenas el rayo y era sagrado, rendían culto a ciertos amuletos como figuras del sol y la luna en oro y planta, efigies en oro del hombre, culebras, ranas, lagartijas, leones,tigres, monos y raposas, sacrificaban loros y wacamayos. Sus principales dioses eran el sol (sue) la luna (chia) y el agua.

Los sacerdotes Muiscas eran educados durante doce años llamados xeques, los seminarios eran dirigidos por ancianos.

Utilizaron los tunjos como ofrenda a su dioses, conocieron la técnica de momificación de los muertos principalmente momificaban a sus caciques. El pueblo Muisca o Chibcha alcanzó el grado de desarrollo cultural más importante entre los aborígenes de sur América.

Los Hunzas llamaban Bachué a la madre del género humano,que salió de la laguna de iguaque. La diosa femenina sacó consigo de la mano aun niño de tres años, con quien bajó la serranía y el llano donde posteriormente emergió el pueblo de Iguaque. Construyó un bohio, el cual se convirtió en la primera vivienda de los muiscas en Boyacá cuando el niño Iguaque creció en su desarrollo natural, Bachué se casó con él realizándose así el primer matrimonio de la humanidad. Esta unión fue tan importante y lamujer tan prolifera y fecunda, que en cada parto tenía entre cuatro y seishijos, con lo cual se llenó muy pronto de gente la tierra. Cuando ya estabanviejos los progenitores del linaje humano chibcha, llamaron a sus descendientes y fueron acompañados hasta la laguna de Iguaque, su lugar de origen.

El nombre de la actual ciudad se conoce desde los tiempos prehispánicos. “Cuando Fonzaque fue de Ramiriquí a la cima de la cordillera llamada Gachaneque, miró hacia el norte, señaló con la mano un paraje de plano inclinado, árido, situado al pie de una colina no elevada y dijo: allá será TUNJA”.

557209_10151190802562937_1924982869_n

“Según las bellas leyendas Chibchas el Zaque más antiguo de Tunja se llamó Hunzahúa oriundo de Ramiriquí. Este soberano era muy temido de sus súbditos. Se distinguió por su valor, hasta el punto de que el Zipa no pudo dominarlo por las armas. Tenía una hermana bastante hermosa, hermosura que superaba a la de todas las mujeres del imperio aborigen Hunzahúa se enamoró de su hermana y resolvió participar a la Casica el pensamiento que acariciaba su amante corazón. La madre no le dió la mano de su hija porque estaba prohibido que los Hunzas llevarán a cabo enlaces con las mismas hermanas”.

395321_10151151235112937_1198384262_n

“La negativa llenó de tristeza el alma del rey de los chibchas. Hunzahúa resolvió marchar para Chipatae y se llevó robada su hermana. En Chipatae determinó tomarla por esposa; después de varios meses, los jóvenes en matrimonio volvieron a Tunja y llegaron a la casa Solariega. La madre no sabía el camino que habían tomado sus hijos, y caundo que vió que la bella india se aproximaba a ser madre la furia de la Cacica fue grande.

Ambas se hallaban sentadas junto a una olla de arcilla que contenía arcilla en preparación y fermento. La Cacica regañó a su hija por el enlace con su propio hermano. Se trabó una discusión entre la anciana y la joven que llegó hasta el acaloramiento. La vieja tomó la sana, palo que servía para revolver la chicha, lanzó un garrotazo a la muchacha, ésta se amparo detrás de la gacha, el golpe dió en la olla, la vasija se volvió pedazos, el liquido se derramó en el suelo y formó al instante un pequeño lago de agua no muy pura “.

59048_447450862936_1253504_n

“Hunzahúa y la hermana determinaron abandonar la capital del imperio, Hunzahúa antes de marchar, maldijo a la ciudad de Tunja, en los siguientes términos; estéril quedarás, ciudad querida; ya nunca más flores ni árboles verán tu suelo; la tierra que te sostiene será desnuda y barrancosa para que no puedas extenderte, y porque fuiste ingrata y cruel con Hunzahúa, tu fundador, no tendrás más compañero que el viento ni más abrigo que el frío, ¡ Adiós Hunza, para siempre adiós!”.

Epoca Hispanica

Cuando los españoles llegaron a los terrenos de Hunza, los Chibchas echaron gran cantidad de oro y esmeraldas al pozo, los que llevaron en petacas de mano en mano de centenares de indígenas, desde el palacio del zaque hasta el pequeño lago.

La conquista española del territorio comienza cuando Jiménez de Quesada captura al Zaque  Quemuenchatocha quien es sucedido en vida por el joven Aquiminzaque. Éste último junto con su tribu son tomados en encomienda por Hernán Pérez de Quesada. El nuevo zaque no se mostró belicoso frente a los españoles, e incluso se convirtió al catolicismo. Las continuas y numerosas exigencias que hacían los españoles, generaban disconformidad en la población muisca.

La ciudad hispánica de Tunja fue fundada directamente sobre el cercado de Quemuenchatocha en donde posteriormente se erigió el convento de San Agustín. Fundada la ciudad por el capitán Gonzalo Suárez Rendón, el 6 de agosto de 1539, se establece la plaza mayor, el solar para la iglesia y los edificios públicos en el marco de la plaza; en 1550 se consolidó el trazado de la ciudad. Para ese mismo año llegan a la ciudad los Franciscanos, un año después los Dominicos, en 1585 los Agustinos y para 1611 los Jesuitas; a la fundación se reparten 77 solares, 70 huertas, 11 estancias, 44 caballerizas. Solo hasta 1616 se erigen las dos parroquias que albergaron a la población mestiza e indígena a lo largo del periodo colonial: Santa Bárbara, al sur occidente y Nuestra Señora de las Nieves, al norte.

Parque Pinzón, Tunja
Durante la dominación hispánica, Tunja era una ciudad de templos y conventos, lugar predilecto para la meditación religiosa. En sus mansiones coloniales y en sus templos se encuentran los más variados estilos artísticos y arquitectónicos, el isabelino del Renacimiento se mezcla con el mudéjar, el plateresco, el churrigueresco, el rococó y todas aquellas mezclas artísticas del Barroco hispano americano para dar un conjunto estilístico único.

Desde la segunda mitad del siglo XVI, Tunja se convirtió en el eje cultural y en la cabecera de la región económica más importante del Nuevo Reino de Granada. Era la región aristocrática de hidalgos, encomenderos y de un gran núcleo de indígenas encomendados. Una ciudad de colegios, conventos y escuelas; una tierra de literatos, poetas, humanistas, pintores y arquitectos; una de las ciudades más cuidadas en su estética urbana y arquitectónica.

Desde la fundación de la ciudad hasta la segunda década del siglo XVII la ciudad experimentó un auge como en ningún momento de su historia. Hacia 1610, la ciudad inicia un proceso de crisis, en especial, económica; la caída vertiginosa de la población indígena y el consecuente debilitamiento de las encomiendas son los responsables de esta. Sin embargo, es entre 1610 y 1623 cuando la ciudad presenta un considerable crecimiento urbano: de 10 se pasa a 20 construcciones religiosas, se inauguran 7 edificios públicos y se levantan 2 nuevas parroquias. Además, es durante este periodo en el que se forman la periferia de la ciudad, en cabeza de los arrabales, donde se ubica gran parte de la población indígena de Tunja.

800px-Plaza_de_bolivar_nocturna

Un español de apellido Donato, en la época de la Colonia, gasto incalculables fortunas en la búsqueda de los tesoros, sin ningun resultado favorable. Dado el fracaso del codicioso hispano, el charco tomó el nombre de Pozo de Donato y desde entonces, cuando una deuda no se paga en Tunja se dice que “cayó en el pozo de Donato”, queriendo signifcar que se perdió para siempre.

528082_10151149079302937_1815623670_n

Después del español Donato, tanto durante la Colonia como durante la República, varios fueron los intentos fallidos por desaguar el pozo, con la inversión de grandes sumas de dinero. La leyenda termina con la afirmación de que en el fondo del pozo existe una larga y gruesa viga de oro macizo, tendida horizontalmente bajo la tierra, desde el agua hasta la catedral de Tunja. Si con un pesado martillo se logrará dar golpes a la viga, el templo en ese momento temblaría.

58290_447451197936_6320251_n

El 6 de agosto de 1539, el Capitán Gonzalo Suárez Rendón fundó oficialmente la ciudad de Tunja, tomando en nombre del Rey de España, posesión del terreno y repartiendo los solares entre los españoles que le acompañaban; designó el sitio en donde se deberían levantar fortalezas y puso picota y horca. Tan solo dos años después de su fundación, Tunja ya ocupaba un distinguido puesto entre las poblaciones creadas por los españoles en el Nuevo Mundo. Ilustre hijos de España se avecindaron en Tunja, levantaron mansiones y dejaron tesoros de gran valor en la arquitectura y pintura religiosas.

46863_447451892936_3832388_n

Sobre las tierras de Tunja, áridas al parecer, nació por primera vez en el Nuevo Reino de Granada, en 1541, el trigo, traido por el licenciado español Gerónimo Lebrón Gobernador de Santa Marta, quién dejó las semillas a otro noble español llamado Gerónimo de Aguayo, quién trabajó los suelos y obtuvo una magnifica cosecha. Actualmente las principales actividades económicas de las que depende la ciudad de Tunja, están representadas en los sectores del comercio y los servicios.

La primera palabra de separación de España fue lanzada por el Cabildo de Tunja a finales del siglo XVII, en una protesta a Santafé por no haber construido un camino hacia el río Magdalena. Más adelante, la Provincia participó en el alzamiento comunero; sus habitantes aclamaron a los socorranos llegados el 17 de mayo de 1781 y, siguiendo su ejemplo, asaltaron la administración de tabaco y vendieron el producto a bajos precios. Organizaron, también, una tropa que se sumó al movimiento.

“En la provincia de Tunja, en tres siglos no se fundó una escuela pública de primeras letras para enseñanza de la juventud”. Esta protesta, incluida en la Declaración de Independencia, se suma a otras expresadas en los documentos históricos, en los que se confunden las reivindicaciones de carácter popular con las de los criollos, que demandaban igualdad con los españoles para ejercer el comercio y denunciaban impedimentos para el surgimiento de una burguesía local, con liderazgo económico y político.

“Así se vio que estos (españoles) fueron siempre los destinados a gobernar América, obteniendo los empleos lucrativos, que se dotaban con crecidos sueldos, para empobrecer a los naturales”, señala la citada Declaración, promulgada el 10 de diciembre de 1813.

La creación de un clima acorde con la independencia corrió por cuenta del periódico Argos , que se comenzó a publicar en Tunja con la participación del gobernador provincial José María del Castillo y Rada, Joaquín Camacho y José Acevedo y Gómez, entre otros.

En Tunja tuvieron lugar varios acontecimientos de gran importancia y repercusión; el 9 de diciembre de 1811 se sancionó la constitución de la República de Tunja; el 10 de diciembre de 1813, se proclamó la independencia absoluta de España, de la Provincia de Tunja, en noviembre de 1814, estando reunido el Congreso de la Provincia Unidas de la Nueva Granada, presidido por don Camilo Torres, se presentó el futuro libertador Simón Bolívar a dar parte de sus éxitos y fracasos en su campaña.

523524_10151148581102937_387694635_n

El 6 de Agosto de 1819  Bolivar recibe la ayuda de los habitantes de Tunja , con alimentos, prendas y refuerzos de voluntarios provenientes de la misma provincia de Tunja y de la provincia del Socorro, que a la postre conformarían la retaguardia en la batalla.

251573_10151148422797937_1715058770_n

El ejército libertador, formo en la plaza mayor de Tunja el 7 de Agosto de 1819 antes de salir a la Batalla de Boyacá, aguardaba las órdenes del general Bolívar, quien con su estado mayor observaba desde las alturas la marcha de Barreiro. Apenas lo ve tomar la vía del puente de Boyacá, da la orden de marcha; los jefes dan la voz de mando y el ejército, ansioso por combatir y vencer definitivamente, marcha por el camino principal en dirección a Santa Fe para salir al paso a las tropas reales.

Tunja en los decenios de transición entre los siglos xix y xx

En la segunda mitad del siglo XIX, Tunja presenta la imagen de un pueblo en decadencia y poco desarrollado económicamente, si lo comparamos con su esplendor económico en los siglos XVII y XVIII, cuando tuvo fama por su desarrollo industrial de los tejidos, y en especial “La ropa Tunja” y el “Pan Tunja” que fueron famosos en todo el país. Hacia 1910 su población aproximada era de 10.000 habitantes.

Las guerras civiles, que fueron frecuentes en la segunda mitad del siglo XIX, repercutieron en Tunja. Se recuerda la batalla de la Semana Santa en Tunja entre 1876-1878 y en las guerras de 1885, 1895 y en la guerra de los Mil Días.

La educación en Tunja en los decenios de transición: desde la segunda mitad del siglo XIX se intensificó en Tunja el ambiente educativo: se crearon numerosas escuelas, colegios, normales. y la Universidad de Boyacá, que fue fundada por el general Francisco de Paula Santander en 1827. Ya desde 1822, el Colegio de Boyacá se convirtió en el eje educativo más importante de Tunja.

En los decenios de los años veinte y treinta surgió la Facultad de Educación para la formación de los maestros de maestros, con la influencia pedagógica del maestro Julio Sieber. En esta colección fotográfica encontramos la Escuela Anexa, la foto del alemán Sieber, la primera Asamblea del Magisterio de Boyacá; grupos deportivos de los colegios Salesiano y del Rosario en Tunja en 1934; conjuntos musicales y bandas de guerra de los colegios, entre otras.

Es muy significativo destacar el ambiente cultural de Tunja en la segunda mitad del siglo XIX. Sobresalieron grandes escritores tunjanos como José Joaquín Ortiz, Alfredo Gómez Jaime y José Umaña Bernal; los sociólogos y humanistas Diego Mendoza Pérez, Enrique Alvarez Bonilla; los historiadores Nicolás García Samudio, Rafael Salamanca Aguilera en los primeros decenios del siglo XX.

Desde los primeros años de la Colonia se establecieron comunidades religiosas que levantaron conventos e iglesias. La actividad intelectual se fortaleció desde entonces, por la presencia de bibliotecas y la formación en las áreas propias de los conventos. La presencia de escritores como Juan de Castellanos y años más tarde Josefa Del Castillo, marcaron un derrotero intelectual que se mantiene vigente. Durante el periodo republicano, el General Francisco de Paula Santander fundó el Colegio de Boyacá, institución de gran trascendencia en la formación de jóvenes a nivel departamental y nacional.

A finales del siglo XIX llegaron las Escuelas Normales – masculina y femenina- y el Colegio de las Hermanas de la Presentación. Comenzando el siglo XX las Hermanas Dominicas fundan el Colegio del Rosario (1905) y años más tarde fundan colegios los Salesianos, los Jesuitas y los Dominicos. De esta manera se consolida la trayectoria académica y educativa de la ciudad. En 1954 inicia actividades la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, que impulsará la educación superior en el departamento. Hoy en día son varias universidades privadas con diversos programas académicos a niveles de pregrado y posgrado con la ventaja de contar con una ciudad rica en archivos y bibliotecas y con unos costos muy atractivos para los estudiantes.

A partir de 1939, año del cuarto centenario de fundación hispánica, Tunja comienza a crecer más allá de sus antiguos límites. Uno de los primeros barrios que se construyeron fue el Popular, donde se empiezan a ver elementos de la arquitectura moderna. El gobierno de Rojas Pinilla dejó un importante legado de modernidad: se construyeron edificios modernos en la Plaza de Bolívar, se fundó la Universidad pedagógica de Colombia, se mejoró la carretera a Bogotá, se construyó el aeropuerto, entre otras. El Instituto de Crédito Territorial construyó nuevos barrios y el sector estudiantil se fortaleció. Desde los años setenta se fundaron nuevas universidades, destacando la apertura de la seccional de la Universidad Santo Tomás en 1996.

img3000f

Eventos culturales como el festival internacional de la Cultura , el Aguinaldo Boyacense y la Semana Santa , mantienen viva la tradición de ciudad culta que sabe acoger a sus visitantes. Ahora, con la ampliación de la carretera –doble calzada- el fortalecimiento de los anillos turísticos, su variada oferta educativa y su pujante comercio, Tunja se convierte en una atractiva posibilidad para radicarse, crear empresas o para reencontrarse con la historia en este bello sector del altiplano

Hoy Tunja es una ciudad eminentemente estudiantil; en ella están acensadas varias entidades de carácter universitario, instituciones de educación tecnológica, colegios y escuelas, a las que vienen miles de jóvenes a prepararse, desde todo el departamento de Boyacá, e incluso de otros departamentos nacionales.

En Tunja varias instituciones de educación superior reconocidas por el Icfes en las que se reúnen miles estudiantes. Esto significa que en esta capital una de cada cinco personas está en camino a ser profesional, superando la media de la mayoría de ciudades de América.  Tunja es conocida como la ciudad estudiantil y universitaria de Colombia.

IMG00595

Arquitectura

Quizá la única ciudad de Colombia que pueda presentar varios ejemplos importantes de ese siglo y es posible datar varias de ellas. La primera, quizá, la del Fundador, si nos atenemos a los estudios de don Nicolás García Samudio, a la que seguirán, sin establecer un orden cronológico, la de don Juan de Castellanos, la de los Ruiz Mancipe, Bernardino Mojica Guevara, Juan de Vargas, la del Farol, la de los Holguín, la de Juan de Torres, padre del Cacique de Turmequé, lista que puede continuar hasta completar algo más de una docena.

90_anos_163

En esta serie encontramos casas de uno y dos pisos, desarrollando su edificio sobre la fachada en una crujía principal, o sobre dos conformando una León una crujía sobre la fachada y otra en un costado del lote. Más raro es el caso de casas conformadas por tres crujías, o por cuatro, resultado casi siempre de posteriores adiciones como lo indican claramente las diferencias del sistema constructivo, de los materiales empleados.

524383_10151149079217937_912233430_n

La colocación de las portadas con relación a las fachadas también presenta variedades, pudiéndoselas encontrar en el centro de la fachada o en uno de sus costados. Estas variables me hacen pensar que no se elaboró un tipo o prototipo de vivienda, que pudiera ser utilizado en cualquier momento y en cualquier situación.

300472_10151149805682937_1541833664_n

Es importante anotar cómo el Palacio de la Torre debe su nombre a la casa que allí existió antes y que sí la tuvo; su propietario, un buen segoviano, no olvidó uno de los distintivos de su ciudad natal, posiblemente la única de España que no sufrió la poda de torres decretada por los Reyes Católicos.

58352_447453587936_4425095_n

Veamos por partes, los primeros vecinos de la ciudad fueron sus mismos fundadores, quienes en su mayoría permanecieron en la ciudad y recibieron además como recompensa sendas encomiendas, algunas más rentables que otras. Con esa base, y siguiendo el ejemplo del Fundador, iniciaron en pocos años la construcción de sus respectivas viviendas, para ello echaron mano de todos los medios a su alcance:

396388_10151148416967937_1584632428_n

Dirección de alguno de los pocos maestros u oficiales que llegaban a la novel ciudad y gran cantidad de mano de obra indígena, que también se le utilizó, exclusivamente en muchos casos, para levantar construcciones en bahareque, mientras se hacían las definitivas. En cincuenta años se levantaron cerca de trescientas casas, lo cual arroja un promedio de seis por año.

41302_447454747936_4879511_n

Los propietarios, ante todo encomenderos, necesitaban un tipo de vivienda que respondiera a sus intereses agrícolas y económicos: lugar para coleccionar frutos como el trigo, el maíz, etc., o bien recoger los tributos primero en oro, luego en especies, como las mantas de lana o algodón. Requerían una fácil comunicación con el exterior, que produjo omo resultado las portadas amplias y el patio generoso, el traspatio, el corral o el solar, según la amplitud del lote.

48063_447451077936_1064208_n

Tal necesidad, ajena a las ambiciones defensivas al ingreso, condujo a comunicaciones fáciles al interior de la vivienda, para permitir el paso de animales cargados, que deben evitar los recodos, tan caros en la Vieja Castilla, y que en las tierras Como aracterísticas propias del siglo XVI/ si bien es cierto que no se presentan con absoluta regularidad, pero sí con frecuencia, creo conveniente esquematizar las siguientes:

557408_10151148670362937_1253008089_n

a) Portada labrada en piedra y clasificable como propia del lateresco, con resabios goticistas en su diseño general, hasta llegar a formar claras del Renacimiento y del Manierismo, para el primer caso sirven de modelo las portadas de la casa del Fundador, la de los Holguín (hoy Club Boyacá), y otras; de los últimos tenemos la construida por orden del Gobernador don Bernardino Moxica Guevara (habitada por las monjas de Santa Clara), la de los Ruiz Mancipe, etc., en la década final del XVI;

375791_10151149073782937_240030_n

b) Cubierta de par y nudillo, generalmente en tosco, encalada, y en ocasiones con pinturas en faldones y almizate. Casi todas estas cubiertas fueron ocultadas en el siglo pasado con techos planos de influencia francesa, adornados luego con yeserías. Hasta el momento no ha sido constatada la presencia de cubierta trabajada según las normas estrictas de la Carpintería de lo Blanco, haciendo uso de maderas de escuadría, con lazos y demás ornamentaciones propias del estilo, como se ejecutó en la Catedral o la Iglesia de San Francisco;

424630_10151151232722937_1457740698_n

c) Arquerías en el primer piso para los casos de construcciones de dos niveles. Estas arquerías fueron ejecutadas siguiendo diversas tenden cias estéticas donde podían influir los gustos del propietario y las finidades del catero o alarife. Para los casos en que trabaja el cantero, he encontrado una franca tendencia por el modelo toscano, pero pueden notarse ciertas alteraciones en los detalles que hacen pensar en antecedentes de raigambre medieval como son los de las basas y capiteles de la casa de don Juán de Vargas, que movieron al Maestro Luis Alberto Acuña48 a plantear ciertas objeciones a la definición dada antes por Marco; los motivos ornamentales de esas columnas, y los de la casa de la carrera 9a. No. 21-29, en la zona de la columna comprendida entre el astrágelo y el capitel, están formados con rosas espirales, conchas, etc., y en ambos casos los arcos son de ladrillo y el alfiz los complementa. Prácticamente no hay arco del XVI que no posea alfiz..

304926_10151149936692937_266949972_n

Patrimonio Cultural

Plaza de Bolivar: La plaza mas grande de Colombia y que posee el balcón mas largo del mundo.

 

-PLAZA DE BOLIVAR, TUNJA, BOYACA.JPG.crop_display

Nace la Plaza Mayor de Tunja, el 6 de Agosto de 1539, fecha de la fundación Hispánica de la ciudad, siendo protagonista de los acaecimientos más importantes de la urbe, así como de los sucesos cotidianos de los habitantes y visitantes que por más de cuatro siglos han recorrido este espacio. En torno a ella se forja entonces, el crecimiento de la ciudad con el paso del tiempo, legándonos casas, Templos, calles, engendrando luego barrios, avenidas, que hacen parte del patrimonio tangible, y por supuesto son testigos de la evolución de la cultura Tunjana. Se caracterizó en la época colonial, por ser el núcleo de una de las principales ciudades del nuevo reino de Granada.

Para continuar con la tradición mediterránea, se plantó el árbol que además de representar el centro de la plaza, significaba la creencia, donde todas las actividades del mundo giraban en torno al árbol cósmico. A pesar de este reconocimiento espiritual, los ibéricos mas mundanos frente a este dogma, lo utilizaron para clavar sus espadas en acción de posesión de nuevos sitios, además de servir como picota para ejecutar la justicia del rey.

Posteriormente se traslada a su actual localización en 1550.

Presenta una tendencia a las formas Griegas en su construcción, puesto que es cuadrada y tiene ciento setenta y cuatro pasos por cada lado, (130 metros de lado).

058968f15e3c4e3248e84f1e9ff841c7

En el año de 1573 se instaló la famosa pila del mono, obra encargada al maestro de cantería Diego Morales, y surtió de agua a la ciudad por espacio de trescientos años.

Esta plaza es testigo de sucesos trascendentales en la historia de Tunja, como el sacrificio de Aquiminzaque, último descendiente del cacicazgo Muisca, quién fue decapitado por Hernán Pérez de Quezada a mediados de 1541, al igual fueron fusilados los caciques de Motavita, Toca, Suta y Turmequé, para dar escarmiento a los indígenas, puesto que los conquistadores temían una rebelión del pueblo Muisca.

Pasado el tiempo, en su suelo nuevamente se realiza uno de los acontecimientos más importantes en la historia de Colombia: La congregación de los batallones patriotas, integrados en su mayoría por los descendientes del príncipe indígena, el 7 de agosto de 1819, previo a la gloriosa Batalla del Puente de Boyacá.

Durante su existencia, la Plaza de Bolívar ha sufrido varias reformas, inicialmente se denominó Plaza de Suárez Rendón, en seguida se llamó Plaza Mayor, luego en 1891, el General Próspero Pinzón la llamó Plaza de Bolívar.

4926357-Plaza_de_Bolivar_Tunja

Finalmente, de 1972 a 1974 la Plaza de Bolívar es remodelada por el Instituto de Desarrollo de Boyacá, siendo esta su forma actual.

La estatua del Bolivar fue fundida en francia en la por la Casa Fundidora Despray con sobrante del bronce de la estatua de la libertad del la bahia de Nueva York, en el mismo taller y por el mismo año 1883, obra del escultor italiano Anderlini. . En  la administración del presidente Nuñez se donó a Boyacá y se inauguró el 7 de agosto de 1891, conmemorando en esta fecha la batalla de Boyacá porque en Bogotá no tenían donde ponerla.

Esta estatua esta sobre la piedra donde Bolivar se paro a dirigir la batalla en el puente de Boyacá.  La piedra fue traslada del rio teatinos a Tunja en el año 1890 por el Gobernador Pinzón, quien quiso hizo traer la piedra á Tunja, para que ella se formara el pedestal.

TunHgh23705

Algunos opinaban que debiera colocarse tal como estaba; pero el arte triunfó de la naturaleza histórica, y el pedestal se cinceló bajo la inteligente dirección del ingeniero cubano Basilio Angueira, finalmente en 1974 fue restaurada, se recubrió la piedra con mármol y se cambio el jardín por el famoso “cenicero”.

Puente de Boyacá: Lugar histórico, ubicado en la vereda de Boyacá a 14Km de Tunja. Importante centro turístico construido sobre el río Teatinos. Fue el escenario donde se libro la Batalla de Boyacà el 7 de agosto de 1819, cuando los ejércitos patrios venidos del llano al mando de Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander derrotó él ejercito realista de José María Barreiro.

6754679

Para entender lo que representa este lugar es necesario remontarse al 7 de Agosto de 1819, cuando cerca de Tunja sobre el río Teatinos, el ejército de los Realistas liderado por el español José María Barreiro y el ejército Patriota comandado por el general Simón Bolívar, dieron inicio a la histórica Batalla de Boyacá, hecho que desencadenó la independencia de la Nueva Granada. Sí, ese tranquilo y pacífico lugar que irradia cierta paz, fue en aquella época el escenario de una de las más importantes batallas de Colombia, en definitiva, un campo de guerra.

Todo comenzó el cuatro de agosto de 1819 cuando Simón Bolívar después de la batalla del Pantano de Vargas en Paipa, hizo una hábil maniobra con sus tropas en la noche, tomándose a Tunja y cortándole paso al avance del ejército del español Juan María Barreiro, el cual pretendía hacer conexión con los refuerzos de Santa Fe (Bogotá). El comandante realista, al verse sorprendido, se dirigió a la capital por el camino de Motavita, pero Bolívar salió a impedirle su marcha en el Puente de Boyacá. Allí, a las dos de la tarde, se encontraron los dos ejércitos.

Fue una lucha que se prolongó por dos horas y dio la victoria a las fuerzas del Libertador. Los realistas, al verse vencidos, cedieron en el ataque y emprendieron la retirada. En poder del ejército patriota cayó la mayoría de los integrantes de la comandancia realista, alrededor de 1.600 soldados con sus armas y todo el material de guerra. Murieron 200 soldados realistas y 13 patriotas. Entre los oficiales que pudieron escapar, dos de ellos corrieron a llevar la noticia a Santa Fe.

puente-boyaca2
Desde ese momento el Puente de Boyacá, ese lugar frío e inmensamente pacífico, se convirtió en un lugar histórico, un monumento que aunque pequeño en dimensión es diariamente visitado por cientos de turistas, que lo cruzan con el corazón lleno de patriotismo o simplemente por curiosidad.

Casa del escribano Don Juan de Vargas: Esta mansión es un monumento inapreciable por las decoraciones pictóricas que alberga, sin duda la más interesante del siglo XVI en Hispanoamérica. Situado en la calle 20 No. 8-52. Posee pintura mural, tallas en madera, pintura al óleo y objetos de la época colonial; está bajo la administración del Instituto de Cultura, Turismo y Bellas Artes de Boyacá.

47818_447453462936_5534740_n

La casa del escribano don Juan de Vargas es una mansión de estilo mudéjar con jardín andaluz colombiana ubicada en el Centro Histórico de Tunja, Boyacá y utilizada como sede del Museo Colonial de la ciudad desde 1984. Juan de Vargas llegó a América acompañado de don Diego de Vargas, su padre, en 1564; y desde 1585 hasta su muerte en 1620, se desempeñó como escribano de la ciudad; y por orden suya comenzó la construcción en 1585.

Jardín_interior_de_la_Casa_Museo_Don_Juan_de_Vargas
Entre sus principales atractivos se encuentra la sala principal, cuyo techo fue pintado alrededor de 1590, compuesto principalmente por las figuras manieristas de Júpiter, Diana y Minerva, figuras de animales, la Virgen y Jesús.

Plaza Real: La Plaza Real de Tunja es un palacio de arquitectura republicana neoclásica de Tunja, declarado patrimonio nacional de Colombia por el Decreto 3070 del 20 de diciembre de 1990, lugar donde funcionaba la antigua Plaza de Mercado de la ciudad.

16923110

Obra cumbre de la arquitectura Republicana en los siglos XIX y XX, su característica forma piramidal de estilo Neoclásico además de la cúpula de estilo Casino de Montecarlo son sus principales atributos. Fue construida al celebrarse el centenario de la Batalla de Boyacá en 1919 por el presidente Marco Fidel Suárez.

Posteriormente 6 pabellones fueron construidos a su alrededor, y fue reinaugurada por el presidente Eduardo Santos el 6 de agosto de 1939, al conmemorarse 400 años de la fundación hispánica de la ciudad.1 Paradójicamente, uno de los monumentos de la independencia contra la monarquía española hoy se denomina plaza “real” tal vez en homenaje al rey derrotado en 1819.

16923152
En 1923, el gobierno nacional mediante la ley 8, decide conmemorar el primer centenario de la independencia de Colombia, promoviendo en Tunja una exposición Nacional de Ciencias, Artes e industrias y ordena la construcción de los pabellones necesarios para el evento, de forma tal que con posterioridad se pudieran utilizar como plaza de mercado.

El pabellón central se terminó en 1919 para conmemorar el centenario de la Batalla de Boyacá y a partir de 1923 se le agregaron pabellones laterales, obras que culminaron en 1939, celebrando así el cuarto centenario de la Fundación de Tunja.

2349114

En el diseño hay que resaltar las fachadas neoclásicas, la amplia cúpula de influencia francesa, las columnas capiteles corintios y las decoraciones hechas por Antonio Rodríguez.

El Mono de la Pila: Se le guarda en Tunja reverente respeto y cuando se pasa delante de el, inexorablemente se debe hacer silencio, al menos esto es lo última creencia popular. Este monumento se levanto en la plaza principal de Tunja y por 3 siglos, casi todos los habitantes de la capital boyacense se proveyeron de agua de esta pila publica, que venia por zanja de las veredas Varón y Detrás del alto.

542664_10151392175977937_1298607075_n

El mono representa el Dios del silencio. Tiene el dedo índice derecho sobre los labios, como diciéndole a las aguadoras que no conversaran tanto cuando recogían él liquido. Obra del escultor Diego Morales, su sitio inicial fue el centro de la Plaza de Bolívar, y en la actualidad se encuentra situado en la calle 20 con carrera 8; se supone que la obra original se encuentra en el patio del Convento de los Dominicos en Tunja, la cual en 1872 sufrió graves daños causados por un grupo de personas durante la noche.

Cuando inauguraron la estatua de  Bolívar en 1891 se trasladó el Mono a la plazoleta en donde hoy existe, pero debido al mal estado de la primitiva efigie el Gobierno contrató en 1915 un duplicado al maestro Isidro Álvarez.

971648_10151631487152937_1266681696_n

Cojines del Zaque: En la falda del alto de San Lázaro hacia el occidente de Tunja, se encuentran dos piedras que hacen parte de la roca, talladas por los chibchas hace muchos siglos, piedras que son conocidas con el nombre de los Cojines. Ubicado hacia el occidente de Tunja, lugar de adoración al sol.

1173908_10151651166804779_1173457037_n

Los Cojines del Zaque es un monumento indígena, diseñado por el pueblo muisca como centro de adoración al sol, astro rey y donde se celebraba una ceremonia procesional en la época prehispánica. Está conformado por dos grandes monolitos en foma de cojín a un costado del cerro de San Lázaro en el occidente de la ciudad. Era uno de los principales sitios del cacicazgo de Hunza.

La Loma de los Ahorcados: Lugar destinado a las ejecuciones de los indios que infringían las leyes muiscas, conocidas en la actualidad como el Alto de San Lázaro.

46444_447453152936_2842277_n

Pozo de Donato o Hunzauha: Ubicado al norte de la ciudad, en predios de la UPTC origen de una Leyenda Muisca, su nombre está dado por el apellido del capitán español Jerónimo Donato de Rojas  quien trató de desaguar el pozo con el fin de obtener los tesoros allí arrojados por los Muiscas. Esta situado en el valle, hacia el norte de Tunja y al margen de la carretera central.

48063_447451087936_874007_n

 

Se encuentra una laguna de aguas frías y profundas bordeada en piedra. A su alrededor se hallan senderos en piedra, bohíos y algunas de las columnas del legendario templo solar de Goranchacha, monolitos que datan de la época precolombina. Los bohíos conservan los diseños arquitectónicos de las comunidades al igual que algunos objetos encontrados.

Cuentan que el pozo no tiene fondo, y que además, entre sus aguas hay pilares, sobre los cuales podría estar sosteniendo la ciudad de Tunja. También, que hubo un intento de secar la laguna, pero que al momento de empezar, la ciudad empezó a temblar, por lo cual se desistió del objetivo.

El Pozo de Hunzahúa es recordado también, como el lugar en donde el Zaque Quemuenchatocha escondió sus tesoros, ocultándose del afán de oro de los conquistadores españoles.

El Zaque mandó echar su gran tesoro de oro y esmeraldas en el Pozo de Hunzahúa, llevados en petacas de mano en mano de centenares de aborígenes, desde el cercado de Quimuinza (actualmente Convento de San Agustín), hasta la laguna sagrada.

De acuerdo con las tradiciones indígenas, la mayor parte del tesoro quedó en el fondo de la laguna.

Bosque de la Republica: En 1916 se empezó a construir el Bosque de la República, como homenaje al primer centenario del fusilamiento de los mártires del paredón (29 de noviembre de 1816).

37568362

Ha sido el sitio tradicional de la comunidad tunjana para su diversión, reconstruido en los años 1917 y 1918 e inaugurado en la administración del doctor Domingo A. Combariza y Director de obra Luis A. Soler.

Es una amplia zona ubicada en el sur de la ciudad llena de prados, árboles y arbustos multicolores, jardines y lago y caminos peatonales.

parque-bosque
El cercado fue elaborado en hierro forjado con las armas que hicieron parte de la independencia, fusiles, lanzas, etc.

En los caminos peatonales se instalaron placas elaboradas en losas de piedra artísticamente grabadas en donde se describe la gesta libertadora con croquis de las batallas, nombre de los batallones y personas que lo integraban así como momentos cruciales sucedidos en estos hechos.

images
Está adornado también con figures elaboradas artesanalmente, de animales como panteras, leones y expresiones precolombinas diversas.

Al lado donde se construyó un lago, adornado con jardines y gansos, se levantó un templete de estilo Republicano de ocho caras de imponente figura soportado sobre columnas. En las caras superiores del kiosco se hace honor a Bombona 1822 – Tenerife 1812 – 1820 -Pichincha 1822 – Ayacucho 1824 – Boyacá 1819 – Junín 1814 – Carabobo 1814 -1821, que fueron las grandes batallas libertadoras de América, y creadoras de las Repúblicas Bolivarianas.

396159_10151149072862937_2088959082_n

En el costado norte se halla el Paredón de los Mártires y hacia la parte oriental se encuentra el Monumento a la Independencia.

Otro de los monumentos característicos se trata de la Columna a los mártires, pieza en marmol de 5 niveles que fue construida en honor de la gesta independentista que se encuentra en la Plazoleta San Laureano.

30339986
En 1999 el Bosque de la República fue decretado monumento nacional.

En la época prehispánica era un cercado indígena de un importante cacique de la región.

Paredon de los Martires: Situado en el Bosque de la República, recibe este nombre porque allí fueron fusilados los Mártires Patriotas José Cayetano Vásquez, y José Ramón Lineros y Juan Nepomuceno Niño, en el año de 1816.

46836_447451652936_7230951_n

Los hechos sucedieron un día de mercado, en el cual se celebró un desfile popular que cruzó por la Iglesia de San Laureano llevando consigo a los mártires, que fueron obligados a arrodillarse para recibir la absolución. Sus restos mortales fueron enterrados en una fosa común en la Iglesia de San Laureano y después llevados a la Catedral de Tunja. En honor a ellos se encuentra una inscripción que dice: “Eternamente vive quien muere por la patria”

Momumento a la Raza: Situado en la Glorieta Norte. Es un homenaje al pueblo indígena.

150939_10151397329857937_1006094123_n

Se recuerda el sacrificio de el último Zaque de Tunja, Aquimín. El monumento se describe de la siguiente forma: un hombre caído que simboliza el Cacique Aquiminzaque; una mujer de pie que simboliza la sangre aborigen, representada en Adeizagá, la hija del cacique de Gámeza, la prometida para su matrimonio en Tunja.

Después de la Muerte de Quemuenchatocha los españoles nombraron a su sobrino Aquinim como zaque de Tunja, ya que era necesario un descendiente y los Hunzas consideraban muy importante buscarle esposa y realizar el matrimonio lo más antes posible. La noticia del matrimonio fue acogida por todos los hunzas y por sus vecinos y se hicieron grandes preparativos.

Varias comisiones de los pueblos vecinos se trasladaron a Tunja. Los españoles pensaron que se estaba preparando una insurrección indígena y decidieron eliminar a los Caciques indígenas posibles autores de la insurrección.

Monumento al Trigo:Ubicado en los predios del sitio, denominado la Fuente Grande, en la diagonal 11 con carrera 16, donde existieron los primeros cultivos de este cereal, traído por primera vez a Tunja por el capitán don Jerónimo de Aguayo. Tunja fue la Ciudad donde primero se sembro trigo  en America.

376850_10151149808002937_614850070_n

557674_10151397269557937_172533089_n

Patrimonio Religioso

Catedral Santiago de Tunja:  La catedral más antigua de Latinoamérica, ubicada en la plaza principal. Construida a finales del siglo XVI, templo de 3 naves estilo gótico, 4 capillas donde reposan los restos del fundador de Tunja. Su construcción se inicio en 1567 y quedo concluida en 1607.Ubicada en el costado oriental de la Plaza de Bolívar, Iglesia de tres naves con capillas laterales; las más representativas son las de Mancipe, la del Fundador, la de la niña María. Su portada de estilo renacentista fue elaborada por Bartolomé Carrión.

451bf7d0eb68e09e196cbaba47814353_L

Llamada también Basílica Metropolitana de Santiago el Mayor de España, su construcción se remonta a los años de 1569 a 1600, la obra fue dirigida por el maestro albañil Pedro de Sosa y el trabajo de carpintería lo efectuó Francisco Abril, en 1572, lo reemplaza Bartolomé Moya, quién culmina los trabajos de las cubiertas de las tres naves y del presbiterio.

La portada es de estilo renacentista y fue construida por el maestro Bartolomé Carrión, es considerada como una de las mejores obras arquitectónicas de este estilo en la colonia neogranadina. Su frontis fue reformado en 1884 por el arquitecto ramón Peña, quién le dio la forma de telón que actualmente tiene: frente cuadrado, con dos ventanas en lo alto y dos puertas que dan acceso a las naves laterales.

La construcción de la torre se inició en 1610 y su idea original fue la de un cubo de piedra y sobrepuesto otro más pequeño, se remató con aros de medio punto y cubierta de teja de barro a cuatro aguas. En 1890, el Obispo benigno Perilla ordenó su remodelación cambiando las torres de estilo mudéjar, por la actual de estilo francés.

Interior: Su estilo es gótico – mudéjar, tiene tres naves y arcos apuntados, columnas cilíndricas destacándose sus artesonados, la manufactura de sus capillas y la ornamentación de sus retablos.

interior-catedral-de

La Cúpula: Fue construida entre 1898 y 1900 por el arquitecto restaurador ramón Peña, reposa sobre cuatro columnas que hacen crucero con la Capilla de los Mancipe y el Altar del santísimo. En 1913, el maestro Ricardo Acevedo empieza su ornamentación elaborando la pintura que representa la Resurrección de Cristo y en las cuatro pechinas, los evangelistas acompañados de las Hierofonías representadas en el toro, el león el ángel y el águila.

549610_10150696038837937_675736203_n

Iglesia de Santa Barbara: Arquitectura religiosa. Ubicada en la carrera 11 No.16-62. Su construcción empezó en 1593 y se termino en 1599. Guarda los ornamentos más antiguos de la ciudad, donados por la corona española. Construida en 1590, única iglesia azul y en forma cruciforme; posee en una de sus capillas la imagen de la primera patrona de Tunja y la Capilla del Niño Jesús, milagroso según la leyendas.

templo-santa_barbara

La Iglesia de Santa Bárbara es una obra completada por el Cabildo de la Ciudad de Tunja en 1599. Consta de una sola nave con capillas laterales a manera de crucero.

SANTA_BARBARA_SAN_IGNACIO_TUNJA_8

Su retablo principal de tres cuerpos y tres calles fueron elaborados con imaginería policromada. Además posee una talla de madera policromada de ” Santa Bárbara”, de estilo Neoclásico, estofada en oro de impresionante realismo. Otras piezas notables son su óleo principal que data de 1657, un diseño con 12 ángeles al óleo del siglo XVII, la capilla de la Virgen del Pilar decorado con imágenes de fauna americana e importantes obras de platería del siglo XVIII

Iglesia de Santo Domingo: Ubicada en la carrera 11 entre calles 19 y 20 conserva una de las capillas más importantes de América como La Capilla del Rosario, denominada la Capilla Sixtina de América; se puede observar sus columnas y detalles en fondos rojos adornados con laminillas de oro.

47818_447453467936_3896143_n

Es una de las joyas arquitectónicas Coloniales más importantes de la América Latina. Tanto las naves como sus hermosas y artísticas capillas, entre ellas.la de Nuestra Señora del Rosario, constituyen un tesoro de arte y decoración de los más representativos y característicos del siglo XVI.

En cumplimiento de la Real Cédula del Emperador D. Carlos V. de Alemania y I de España, fechada el 8 de Enero de 1551, los Religiosos de la Orden de Santo Domingo de Guzmán, dieron comienzo inmediato a la construcción de su Convento donde actualmente se, hallan las ruinas del hermoso claustro de. San Agustín (antiguo, panóptico); más por inconvenientes diversos y con el fin de acercarse más al centro de la población, se trasladaron al lugar donde hoy se encuentra: Sobre la carrera 11, entre calles 19 y 20 de la actual nomenclatura, en solares donados por los Encomenderos Alonso de Carvajal y García Arias Maldonado. A cargo de este último estuvo la financiación de casi la totalidad de la obra, y sobre todo la de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario.

DSC_0762

Como dato curioso podemos recordar que junto con los Padres Jesuitas, Agustinos y Franciscanos, los Religiosos de Santo Domingo con base en su magnífica sede de Tunja, llevaron a cabo el adoctrinamiento de la mayor parte de las Provincias del actual Departamento de Boyacá, hasta bien entrado el presente siglo.

Durante los primeros años debió de tener el templo de Santo Domingo su entrada por el costado occidental, a la inversa de como la tiene hoy, pues así lo hacen suponer la forma que por aquel lado conserva, y el hecho de haber existido una plazoleta ocupada actualmente por diversas construcciones.

Es la obra cumbre del arte barroco latinoamericano, llamada también “La Sixtina de América en barroco” por la magnificencia y riqueza de su revestimiento y donde el estilo adquiere toda la brillantez y expresión de los cultores y artistas del barroquismo neogranadino. En sus relieves, surge con una fuerza incontenible toda la fluidez del mestizaje artístico que no se detiene en lo evidente, sino que por el contrario, se preocupa por plasmar el sentimiento de los propios en su elaboración.

Su talla colonial, mezcla de elementos barrocos y mudéjares, llena muros, cubiertas y arcos que dan respuesta a la febril imaginación de sus autores.

El Capitán García Arias Maldonado, regidor de Tunja, en el siglo XVI, expresó su voluntad de fundar la Capilla del Rosario en su testamento que data de 1568.

Su construcción, a fines del siglo XVI, fue dirigida por Fray Pedro Bedón. El artesonado muestra un gran sincronismo geométrico y en él se observan piñas, hojas de llantén y mirlas, motivos permanentes en la ornamentación religiosa boyacense.

1378159_10151878729217937_1375033854_n

La capilla de rosario en la Iglesias Santo Domingo: Una de las capillas más importantes de América, denominada la Capilla Sixtina de América; distinguen sus columnas y detalles en fondos rojos adornados con laminillas de oro.

La Capilla de Nuestra Señora del Rosario, sobre el costado sur de la nave central. adornada con grandes tableros de madera dorada que recubren los muros y representan los quince Misterios del Rosario, así: Al frente de los Gozosos; a la derecha, los Dolorosos; y los Gloriosos a la izquierda.

De todos los relieves, el más hermoso es el de la Anunciación, por la belleza del Ángel. La estatua de la Virgen parece ser pieza de filiación hispalense del Bajorrenacimiento.

Entre sus esculturas son dignas de destacar: La Virgen del Rosario, Santa Catalina, el grupo escultórico del Nazareno, el Judío y el Cirineo, tallados en madera en Tunja.

En las obras pictóricas, destacamos la Virgen de la Antigua de Angelino Medoro; Santa Catalina de Alejandría del pintor Vásquez de Arce y Ceballos y otros.

Esta Capilla única en el arte neogranadino. Además de su interés como conjunto especial, hay en ella ricas decoraciones de incuestionable influencia mestiza.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La entrada de la capilla está enmarcada de manera excepcional, por dos arcos torales que representan la magnitud del estilo incorporado a su elaboración. Están separados por pequeños coros sobre los cuales descansan arcos de menor dimensión.

El artesonado de la capilla presenta una combinación de casetones octogonales, hexagonales y cruciformes en madera dorada y tallada sobre fondo rojo, se sostiene con tirantes sencillos dando un carácter uniforme y simétrico a su rica ornamentación, considerada como la más sobresaliente en su tipo.

Si bien la capilla del Rosario es la más importante del templo de Santo Domingo por la majestuosidad de su obra artística, merece destacarse el conjunto del templo por la rica expresión barroca de su interior colonial.

Iglesia de San Francisco: Ubicada en la carrera 10 con calle 22, fundada en 1550 posee tallas en madera, representativas de la religión católica tales como el altar de los pelícanos y la estatua de San Francisco en el Altar Mayor.

sdc11596

El Templo de San Francisco y el Convento bajo la advocación de Santa María Magdalena fueron construidos en la década de los Setenta del Siglo XVI los trabajos se iniciaron en el año 1572, con la ayuda de la Comunidad de los Franciscanos, la Corona Real, los encomenderos tunjanos y nativos de la región.

Tu171077

El Convento de San Francisco fue uno de los más importantes del Nuevo Reino de Granada. En el Siglo XVI se convirtió en centro evangelizador desde Tunja a la región de su influencia, en las doctrinas de Motavita, Firavitoba, Iza, Socotá, Tota, Toca, Cuítiva, Sogamoso y Monguí. Los Padres Franciscanos fueron expulsados del Convento y el claustro fue destinado en cuartel del Batallón Bolívar; posteriormente fue destinado para sede de la Escuela Normal de Señoritas de Tunja, y más tarde cedido a la Beneficencia de Boyacá, para ser demolido en su mayor parte, y en la cual se construyó el Hotel Hunza en el año 1965.

Samsung
Parte del Convento se salvó de la piqueta, por estar en posesión de los Franciscanos y al servicio del templo. Una gran polémica desató en Tunja y en Colombia la demolición del Claustro de San Francisco de Tunja; sin embargo, la destrucción se hizo en gran parte, y de sus ruinas surgió una construcción moderna que ha servido para el turismo nacional e internacional.

Con ocasión del Quinto Centenario de la Evangelización en América en el año 1992, los Padres Franciscanos hicieron una restauración de acuerdo con las nuevas tendencias, como las que hoy conocemos sobre el Claustro y el Templo, uno de los más antiguos de Tunja. Su vida ha sido solamente sacramental primordialmente, con tendencia economicista para conservar la parte física y que es un monumento nacional de primer orden.

Iglesia de San Ignacio: Construida por la comunidad de los Jesuitas en el siglo XVII, su arquitectura es en piedra, actualmente funciona como sala de conciertos.

Es un templo situado en el centro histórico de la ciudad de Tunja en Colombia, iniciado en 1620 por la compañía de Jesús, establecida en la ciudad desde 1610.

8469134
La imaginería de la iglesia llegó en 1640, incluía los Mártires de Japón, San Francisco Javier, San Carlos Borromeo, esculturas que han desaparecido. El diseño original de la obra está inspirado en el modelo tradicional de los templos jesuísticos constituido por una amplia nave y un presbiterio. El tabernáculo es diseñado por tunjanos hacia 1650. La torre de la iglesia fue por error modificada en 1905, siendo enmascarada dentro del conjunto arquitectónico moderno.
Altar y balcones de la Iglesia de San Ignacio, escenario del Festival Internacional de la Cultura.
La talla policromada del Cristo Crucificado que data de 1616, la estatua de San Antonio – en madera policromada y ejecutada en el siglo XVII – y el retablo del nazareno, fue construido en 1557 y presenta uno de los óleos más grandes de la ciudad.

58290_447451192936_2157064_n

Santa clara de Asis: Una de las mas importantes casas solariegas hoy convertida en capilla y convento de la comunidad de las clarisas fue mansión del Gobernador y Procurador de la Provincia de Tunja Don Bernardino de Mujica y Guevara, en la segunda mitad del siglo XVI.

templo-santa_clara

Portal: Sin duda alguna la más bella portada de piedra que ostentan las mansiones señoriales de la heráldica ciudad de Tunja, es la situada en la carrera 5 Número 7-63 (en 1939 hoy en el 2013 es carrera 11) del Gobernador Bernardino de Mujica y Guevara, cuyas armas primordialmente talladas en la parte superiotr de la entrada a la que fue en su casa solariega, son las siguientes :Escudo dividido en cruz; el el primero y último cuartel dos cabezas de sierpes o dragntes en posicion de banda, inidos por las lenguas aprisionadas por sus fauces con cadenas formando bordura,y de uno y otro lado de éstos, sendos escusones con tres fajas horizontales; el segundo y tercero cuarteles subdivididos en cruz; en el primero y ultimo cuartel cinco corazones.

37053_631747270186183_466247372_n

Como timbra, un yelmo de caballero y por detras de éste, comoc cimera, pero cubriéndole, un ,aguila pasmada.En el campo del escudo que es cuadrilongo y redondeado en la parte inferior, circundado de muy bien esculpidos adornos, se colocaron los atributos de los dos apellidos del Gobernador, según las reglas propias del blasón, ya que los corazones hacen parte de las armas de la familia Guevara.E n la parte superior se lee en hermosa letra pastrana; DEL GOBERNADOR BERNARDINO DE MUJICA GUEVARA, y más arriba en el remate de la portada: AÑO DE 1597.En la epoca de la Independencia, esta casa perteneció a la familia Vásquez, Gobernador de la Provincia de Tunja fusilado en la misma ciudad en 1816.

SANTA_CLARA_IGLESIA_3

El Libertador se hospedo en ella el 5 de agosto de 1819, Desde 1874 sirve al Convento a las Monjas de Santa Clara y por la portada descrita se entra a la Capilla del Convento que queda en el costado que da a la carrera 5 (hoy carrera 11).

Don Bernardino de Mujica y Guevara desempeño el cargo de Procurador General de la ciudad, de 1568 a 1587.Fue hombre de iniciativa y de gran espíritu público.Estuvo presente en la fundación de la Candelaria el 10 de mayo de 1582.Como Procurador de la ciudad solicito y obtuvo del Presidente, don Andres Diaz Venero de Leiva,la fundacion de la que es hoy ciudad de Sogamoso.

253382_631748260186084_267601457_n

Pidio al Cabildo, y consiguio, que se aumentara el caudal de aguas en beneficio de los vecinos, quienes se quejaban de su escasez.Propuso tambien la construccion en la ciudad de una ermita a San Roque y trabajo para consguir que se edificara la iglesia de Santa Barbara .ULISES ROJAS SOLER 1939.

Santa Clara la Real: Construida en 1574 por orden del encomendero de Mongüa, única capilla con arco toral apuntado u ojival; el moderajismo aparece representado en la techumbre y los adornos que cubren los muros.

santa-clara-convento-en-tunja

El Convento de Santa Clara la Real es el primer convento establecido en el Nuevo Reino de Granada en 1571. Está conformado por 8 galerías con soportes octogonales y arcos de medio punto, acompañado de columnas de piedra dórico-toscanas. Fue el lugar donde la escritora Del Castillo escribió las 753 páginas de su obra cumbre, siendo también mecenas del arte y abadesa.

santa

Detalle del atrio central: La Iglesia de Santa Clara es un templo iniciado a finales del siglo XVI en el centro urbano de Tunja. La escritora mística Francisca Josefa del Castillo reposa en una cripta en su interior. Posee una celosía Mudéjar al costado del coro y un arco toral de estilo Gótico Isabelino.

santa_clarareal

Las piezas más importantes son el lienzo de la Virgen de la Antigua de finales del siglo XVII conferido por ciudadanos procedentes de Sevilla, el óleo de San Agustín del pintor Vásquez y Ceballos, del cual solo permanece una de sus dos partes ya que la primera fue sacada en 1886 durante el caso de destierro por la famosa “Ley de desamortización de bienes de manos muertas” durante la presidencia de Tomás Cipriano de Mosquera. Dicha parte se conserva en la Mansión de la Gobernación. Otras obras que se encuentran allí son las del romano Angelino Medoro y del milanés Francisco di Pozo.

Conserva la celda de Sor Josefa del Castillo y un museo en homenaje a esta representante de las letras americanas.

66187_10151398622717937_1326697710_n

Monasterio del Topo: Construido desde 1729, lo habitaron los Agustinos recoletos hasta la época de la expropiación de bienes eclesiásticos. Desde finales del siglo XXI está habitado por las monjas Concepcionistas, y allí se venera la imagen de Nuestra Señora del Milagro. Patrona de Tunja y de la Fuerza Aérea.

Consagrado a Nuestra Señora de los Dolores del Topo inciado en 1683, actualmente ostenta denominación de Santuario y se venera la Virgen del Milagro al cuidado de la Comunidad de la Inmaculada Concepción, monjas de clausura instaladas en ese lugar en 1880.
Quienes llevaron la milagrosa imagen en óleo sobre lienzo de autor anónimo del siglo XVI, removida a mediados del Siglo XVII, en el convento original de las concepcionistas que fuera fundado en la ciudad en 1599.

dia
En cuanto a la Arquitectura, la Iglesia es de tipo conventual de forma rectangular de una sola nave en de testero plano.

El cuadro de la Virgen de los Dolores de El Topo, corresponde a la veneración que se hizo a esta imagen en El Topo, cerca a Muzo, es la patrona de los canónigos de Bogotá.

En el Templo de El Topo se venera a la Virgen del Milagro, que se apareció milagrosamente en el antiguo Convento de las Concepcionistas el 24 de agosto de 1628. La Virgen del Milagro es la patrona de la Arquidiócesis de Tunja.

Este Templo tiene una sola nave rectangular, de testero plano. El techo está cubierto con numerosos adornos de flores y hojas de madera dorada.

Es de gran significación el retablo mayor del Topo, ejemplo del arte barroco del Siglo XVIII.

Destacamos la restauración que hizo en la segunda mitad del Siglo XX, el reverendo padre Ernesto Reyes Sarmiento.

 

58399_447453277936_375045_n

Iglesia de San Laureano: Primera ermita construida en 1566, se venera la imagen de San Bartolomé; allí se conservan los restos de los mártires fusilados en 1816 en el Paredón de los Mártires; se encuentra ubicada en el parque San Laureano; en el que se encuentra un obelisco, erigido en homenaje a la Independencia.

Para destacar, se encuentra un óleo de la Virgen de Chiquinquirá que data de finales del siglo XVII, el altar ojillado en oro y un lienzo de San Francisco Javier pintado en 1628 por Alonso Fernández de Heredia, del taller santafereño de Gaspar de Figueroa. El óleo de San Bartolomé, de estilo tenebrista data de 1623.1

523280_10151148414517937_1199403816_n

Capilla de San Lázaro: Construida en 1587, en la loma de los ahorcados, la Virgen de Chiquinquirá fue traída colocada en este Santuario, para que salvara la ciudad de una terrible epidemia de viruela. Anualmente, el primer domingo de septiembre se realiza una romería con fines curativos.

La fábrica actual parece ser de mediados del Siglo XVII, capilla que fue ordenada por acta de Cabildo el 4 de enero de 1650.

La techumbre, en forma de artesa, es rústica, y tan solo están ligeramente trabajados los tirantes. Lo más interesante es el arco toral, de medio punto, que descansa sobre pilares revestidos de guirnaldas vegetales. El motivo más interesante se halla en la arquivolta y enjuta, donde se repite con insistencia un tipo de esa muy enrollada, detalle que se encuentra en un altar de Santa Clara. La parte superior se remata con veneras a la manera tradicional de Tunja.

“Está Capilla, pese a su acceso difícil, bien merece una visita. Gracias a su aislamiento, se ha conservado intacta. Todo en ella tiene carácter de lo auténtico, de lo primitivo, hasta conserva el pavimento original”. (Santiago Sebastián).

En está Ermita es famosa la fiesta a San Lázaro, para la cual se venera un óleo sobre lienzo del Siglo XVII, su romería se realiza el primer domingo de septiembre. También se venera un cuadro de la Virgen de Chiquinquirá, que dio origen a la creación de la iglesia, su fiesta se celebra en el mes de diciembre durante las fiestas de Navidad.

529950_10151397668467937_1887249258_n

Convento de San Agustín: Los Agustinos se establecieron en ese lugar en 1585, se inició la construcción un año después; en 1822 por orden del general Santander, este convento quedó funcionando como Colegio Boyacá y a finales del siglo XXI, se convirtió en una de las cárceles más crueles de Colombia, denominado “Panóptico de Tunja”; actualmente funciona allí la biblioteca Alfonso Patiño Rosselli, el Archivo Histórico de Boyacá y el Postgrado de Historia de la UPTC.

El convento es un edificio de grandes proporciones iniciado en 1578, con cuatro galerías y un jardín central de estilo Sevillano terminado en 1603. Se encuentra sobre el Cercado de Quiminza, lugar sagrado y sede del cacicazgo del gobierno de los Zaques, gobernantes del pueblo Muisca. En el lugar se celebró la eucaristía del día de fundación hispánica de la ciudad en 1539.

377735_10151148672417937_1111664719_n

Archivo histórico, conformado por documentos de cabildo y notaría, sellos, firmas y simbología de los 371 años de época hispánica e independencia, se encuentra el acta de fundación de la ciudad y la Cédula Real que concede el título real de ciudad suscrita por el rey Carlos I.

Iglesia de las nieves: La Iglesia de las Nieves es un templo situado en el centro histórico de la ciudad de Tunja en Colombia, construido en 1572 y remodelado hacia mediados del siglo XX.

19634312

Fundado en honor a San Pedro Apóstol en 1572, bajo el mandato del alcalde Miguel de Holguín, posteriormente adopta la advocación hacia la Virgen de las Nieves. Conserva retablos, ornamentación y obras de arte del templo original pertenecientes a la comunidad Agustiniana.

Sus atractivos principales son el retablo mayor. Elaborado en madera tallada y revestido en oro, presenta algunas de las más importantes esculturas del siglo XVII en la ciudad. Los óleos que le decoran son atribuidos al santafereño Baltazar Vargas de Figueroa.

En esta iglesia destacamos sus bellos altares coloniales, sus ornamentos con brocados de oro, los candelabros tallados en madera y dorados, los atriles de plata y la bella pila bautismal.

view
Es la parroquia de Ias Nieves se venera el Señor de la Columna, cuya romería se realiza en septiembre, con la participación de numerosas gentes de Tunja y de sus pueblos vecinos.

En la misma destacamos el bello cuadro de la Patrona, Nuestra Señora de Las Nieves. En el año 1623 las autoridades eclesiásticas del Arzobispado de Santafé, elevaron a parroquia la Iglesia de Las Nieves de Tunja.

La Comunidad de los Padres Salesianos modernizó la iglesia, conservando las principales joyas artísticas, pictóricas y escultorescas, como herencia hispánica

Museos

Museo casa del fundador Gonzalo Suarez Rendón: Ubicado en la carrera 9 No. 19 – 63,  La Casa del Fundador Gonzalo Suárez Rendón es un museo situado en la zona oriental de la Plaza de Bolívar de Tunja. En ella se ubica actualmente la Secretaría de Cultura y Turismo de la Alcaldía Mayor y la Academia Boyacense de Historia (desde 1905). Es la joya arquitectónica más característica de las residencias particulares del siglo XVI, y se conserva la historia privada de la aristocracia tunjana desde los años de la fundación hispánica de Tunja.

998445_367306503398459_1663984242_n

Es la única Casa de Fundador que existe en Hispanoamérica, construida por él mismo, en donde vivió, murió y continuó como residencia familiar de sus hijos. Esta mansión colonial fue centro de trascendentales actividades en los siglos de la Colonia, y luego en la independencia y la República. En este sitio en el cual había solo un bohío se reunió el Cabildo de Tunja por primera vez, el 7 de agosto de 1539 y los días 11, 14, 16 Y 18 de agosto para tratar los problemas de la naciente ciudad.

304065_10151161529227937_1693352611_n

Fue edificada a mediados del siglo XVI, con la mano de 3.000 indígenas. Allí se alojaron los principales personajes españoles que llegaban a Tunja; allí llegaron los conquistadores Jerónimo de Lebrón, Don Alonso Luis de Lugo, Hernán Pérez de Quesada y Don Pedro de Ursúa. Allí se ubicó también el despacho principal del Nuevo Reino de Granada en ausencia de Jiménez de Quesada y de Hernán Pérez.

El museo alberga pinturas murales manieristas de fauna exótica, el dormitorio del fundador que se conserva intacto luego de los trabajos de renovación permanente, caballeros vestidos de lanzas, los escudos de armas de León y Castilla, de la ciudad de Málaga, del rey Carlos I de España y el de Felipe II. Además alberga lienzos de los 13 presidentes boyacenses y de la gesta libertadora de la Batalla de Boyacá.

 

523426_10151148671462937_903303885_n

 

Museo de Arte Colonial: Arquitectura artística colonial, ubicado en la universidad pedagógica y tecnológica de Colombia, en el se encuentra colecciones de reproducciones de obras maestras, pinturas, óleos y obras de arte. Abierto según calendario académico.

564419_10151149082607937_1972880267_n

Casa de Don Juan de Castellanos: Ubicada en la calle 19 con carrera 8 y 9. Actualmente funciona el Archivo administrativo del departamento. En ella se escribió su obra más representativa Don Juan de Castellanos. “Elegía de Varones Ilustres de Indias”. Conserva pintura mural del siglo XVI.

Es una casa museo situada en el centro de la ciudad de Tunja y hace parte de su patrimonio histórico. Esta casa perteneció, en realidad, a don Domingo de Aguirre, aunque en ella habitó y murió el poeta. En su casa, la población de la ciudad dejaba sus caruajes cuando asistían a la catedral. La casa se encuentra situada sobre la antigua calle Real.

El principal atractivo de la casa son las curiosas pinturas que decoran su techo y representan figuras mitológicas,zoológicos y escenas de caza, elefantes, rinocerontes entre otros diversos animales, la única de sus salas que mantiene sus frescos restaurados por el First National City Bank, permanece cerrada bajo llave.1 Dentro de la casa se conservó una importante biblioteca que constituyó el primer cenáculo literario del Nuevo Reino de Granada.

48063_447451102936_12771_n

Casa de Don Jerónimo de Holguín: Situado en la carrera 10 No. 20-81, sede del Club Boyacá; residencia de estilo Andaluz, su fachada está adornada con el escudo de armas de la familia Holguín.

Esta residencia es de noble arquitectura andaluza, luce en el portalón que se abre hoy en el número veinte – ochenta y uno de la carrera diez, el escudo de armas de la ilustre de los Holguín conformando así: este escudo tiene a la derecha un pino arrancado de raíz con cuatro lobos rabizantes colocados a uno y otro lado del árbol, dos de ellos contornados a la izquierda, en la parte superior cinco flores de lis y en la parte inferior un castillo de tres torres, mayor la del centro y cada una con tres almenas. Por timbre el escudo muestra un yelmo de caballero. Los elementos heráldicos, que constituyen el escudo expresan la dignidad y antigüedad de los Holguín.

Esta mansión tiene influencia andaluza, consta de dos crujías en ele con amplias galerías, la inferior forma un claustro adintelado con soportes integrados por esbeltas columnas toscanas en piedra; comunica la parte alta por una amplia y elegante escalera, cuyo espacio interior está dotado de balcones que integran los grandes salones, con una carpintería de buenos acabados en madera compuesta por ventanas, puertas y balcones al estilo Mudéjar, la escalera está ubicada en un estratégico ángulo del edificio y complementa el claustro del segundo piso un conjunto adintelado con soportes de columnas coronadas por zapatas y “pies derechos” en madera.

Uno de los atractivos de origen estético en la ambientación espacial la constituye los espejos del siglo XVIII de procedencia francesa, con marcos y consolas ornamentados con hermosas tallas de madera, yesería y hojilla de oro, simbolizando guirnaldas con hojas y flores, motivos de fauna y flora, medallones con figuras femeninas y rosetones que integran el estilo Rococó o Barroco tardío del conjunto decorativo.

46444_447453122936_5106087_n

Casa del Capitán Ruiz Mancipe: en la calle 19 No. 11-13, joya arquitectónica de gran valor, una de las primeras edificaciones civiles de Tunja.

Esta hermosa casa construida hacia el siglo XVI, perteneció al Capitán Antonio ruíz Mancipe, quien fuera alcalde de Tunja, en tres ocasiones distintas (1591-1601-1606), es una de las mas fieles representaciones del arte Barroco, y reconocida por su combinación de diversos estilos entre ellos: herreriano, el plateresco, el mudéjar, el protorrenacimiento y otros.

El capitan Ruíz Mancipe y su familia llegarón al Nuevo Reino de Granada, procedian de andaluza. Don Pedro Ruiz Herrezuelos, sirvió de acompañante al Capitán Gonzalo Suárez Rendón en la fundación de Tunja, acto seguido se queda en la capital y recibe un predio donde edificá su casa, donde se encuentra ubicada actualmente.

Don Pedro Ruiz García fue Alcalde de Tunja en 1557 y 1573. En el año 1569 surge la idea de construir una de las mas bellas capillas en el templo de Santiago el Mayor; llamada “Capilla de los Mancipes” esta obra fue terminada por su hijo ANTONIO RUIZ MANCIPE.

Ubicada entre las Calle 19 Carreras 11 y 12, y de Arquitectura civil. La fachada de esta hermosa mansión es adintelada, la severidad herreriana contrasta con las columnas platerescas del patio. la Casa fue de propiedad de la familia Riaño y posteriormente del Dr. Dustano Gómez y de la familia Zubieta hasta el año 1991, En la actualidad la casa fue restaurada, y ahora allí funciona el centro comercial colonial Granahorrar.

954619_10151631489167937_2098021343_n

Palacio de Servicios Culturales – Casa del Capitán Martín de Rojas: Portada del costado noroccidental de la Plaza de Bolívar; adorna el conjunto con los balcones coloniales más largos de Latinoamérica.

casa

Mansión que perteneció al capitán Martín de Rojas, que con los años paso a manos de ilustres de la Provincia de Tunja y hoy es sede del ICBA.

Esta casa después perteneció a don Juan Nepomuceno Niño y allí se creó el primer periódico de Colombia “La Linterna”.

383260_10151151233557937_1154965367_n

Casa Cultural Gustavo Rojas Pinilla: en la calle 17 No. 10-73, restaurada recientemente, casa natal de expresidente Gustavo Rojas Pinilla; en la actualidad funcionan allí una casa cultural y una biblioteca.

538394_10151151230477937_1484566496_n

En el lugar donde nació este presidente colombiano. Actualmente es administrado por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, y es sede de importantes expresiones artísticas, académicas y científicas del municipio de Tunja y del Departamento de Boyacá declarada mediante Ley 50 de 1986 como Monumento Nacional. Luego de la tercera restauración, cuenta con una sala especial dedicada al General Gustavo Rojas Pinilla que incluye 118 objetos de colección, la sala de los Presidentes Boyacenses con 13 pinturas, cuatro salas de oficinas administrativas, el auditorio principal, entre otras salas de exposiciones y conferencias,4 la sala de tertulia y la Biblioteca Pública Juan de Vargas, con más de 12.200 volúmenes.

ROJAS

 

Los Blasones en Tunja: Las familias más importantes llegadas de tierras europeas, traen consigo la importancia de mostrar la nobleza de su linaje, y que mejor que representarlo en el escudo, donde la historia de un apellido ó apellidos se instituía y se llevaba con gallardía.

Tunja posee varios escudos en los alrededores del centro histórico, de los cuales podemos mencionar:

Escudo de Tunja: El escudo de armas de Tunja es el emblema heráldico que durante más de 472 años ha identificado a la ciudad, siendo concedido por el emperador Carlos V en 1541.

Tunjfg2431

Escudo heráldico de forma hispano-francesa, cuartelado en cruz y escudete triangulo en punta. El primero y último cuartel sobre campo de plata en señal de integridad, león rampante en gules lampasado de lo mismo y coronado, símbolo de autoridad y fortaleza.  El segundo y tercer cuartel sobre campo de gules, torres almenadas de color de piedra, como emblema de grandeza.  escudete de punta sobre campo de plata; granada rajada en gules y hojada en sínople, símbolo de unidad religiosa y territorial de España a partir de los Reyes Católicos y además personifica el Nuevo Reino de Granada.  Como timbre y enmarcando el escudo águila exployada en sables, atributo de poder supremo. pendiendo de las alas “Toisón de Oro”, divisa del Ducado de Borgoña, instituido por Carlos I de España y V de Alemania, cuyo collar lo conforman eslabones en oro y pedernales expidiendo llamas, del cual pene el vellón de un carnero. como cimera corona real.

· Casa del Fundador Gonzalo Suárez Rendón: Blasón en piedra en la portada de la entrada principal de la casa del Fundador de Tunja. En la parte interna, segundo piso salón principal en el techo, se aprecian los blasones de la esposa de Suárez Rendón, doña Mencía de Figueroa, al segundo esposo de está y a un hijo, pintados tras la muerte del capitán Suárez en 1583. Hay otros escudos en esta casa, bordados en estandartes y grandes lienzos en tela.

· Casa del Escribano don Juan de Vargas: En la fachada al costado derecho de la entrada principal el escudo de armas del escribano en piedra tallada; igualmente en el techo del segundo piso se aprecia con colores vivos y brillantes. En el jardín principal, la puerta que da al pasadizo de la segunda planta, parte superior un escudo de armas que no es del escribano sino del rey de España.

· Casa de don Bernardino de Mujica y Guevara: Hoy convento y capilla de Santa Clara. El blasón se aprecia en la parte central superior del convento, fechado en 1597. Es uno de los escudos de mayor diámetro tallado en piedra.

· Casa de los Holguín: Hoy el Club Boyacá, el escudo en piedra, se ostenta en el centro-arriba de la entrada superior.

· Casa del Capitán Antonio Bravo Maldonado: Única con tres escudos tallados en piedra, en el entablado superior de la entrada principal.

· Casa del Capitán Gómez de Cifuentes: Conocido como el Palacio de la Torre ó la Gobernación de Boyacá; la entrada principal de estilo neoclásico, lo remata en la parte superior el escudo de la ciudad de Tunja.

· Don Juan Agustín Niño y Álvarez: Este blasón enmarca la parte superior de la entrada principal del ICBA.

· Colegio de Boyacá: En su fachada principal de estilo neoclásico, ostenta en la parte superior el escudo de la República de Colombia.

· Catedral de Tunja: Tumba en piedra del Capitán González Suárez Rendón, la cual porta dos blasones, escudo de armas del capitán que sostiene en sus manos; escudo de la ciudad de Tunja a la espalda del busto parte superior. Silla Arzobispal del Ilmo. Señor Dr. Don Bartolomé Lobo Guerrero, 4° Arzobispo de Santa Fé, escudo de armas del arzobispo tallado en madera.

· Iglesia de San Francisco: Blasón en la parte superior de la entrada.

· Iglesia Santa Bárbara: Escudo sobre el pedestal superior de la entrada principal.

· Alcaldía Mayor de Tunja: Entrada principal costado derecho en bronce el escudo de la ciudad; ingresando al fondo, tallado en madera en la puerta principal del salón de eventos el escudo de la ciudad de Tunja.

· Otros Blasones: Los hongos, arco del triunfo con el escudo de Tunja. La esquina de Bachúe.

Algunos han sido destruidos por el paso del tiempo, otros retirados para dar paso a las nuevas edificaciones, y creemos que otros hurtados para ser vendidos a una colección o guardados en un rincón olvidado de alguna casa.

Tunja en el siglo XXI

Capital de Cultura y estudiantil se encuentra en pleno crecimiento y despertar para ser una Urbe del siglo XXI.  Sin olvidar su importancia al trascurrir de los milenios.

3008337494_ac6985ab7f_b

Desde mediados de la década de los 90s, está experimentando un fuerte crecimiento poblacional y en infraestructuras urbanas, que la han consolidado como una ciudad modernista y con urbanismo contemporáneo y organizado; Tunja Distrito Histórico y Cultural es actualmente la ciudad capital colombiana que más crece tanto en población como en área construida, algo que con la llegada de varias franquicias y empresas nacionales y multinacionales se ha acelerado.

24270_10151397713827937_869702970_n

Tunja es el resurgir de una casta que durante siglos ha demostrado ser importante para el desarrollo de su departamento y su pais.

El siglo XXI recibe una ciudad compleja, la cual es un conglomerado urbano en el que se distinguen dos modelos de diseño: la ciudad compacta y racional que se edificó durante los primeros cuatro siglos desde su fundación y la ciudad moderna, convirtiendo la ciudad en espacios más complejos desde el punto de vista morfológico, con variedad de paisajes, y multiplicidad de funciones.

Se diferencia claramente la ciudad Colonial a la ciudad en expansión con varios centros de comercio y arquitecturas modernas. Llevando a la ciudad a una aceleración de crecimiento sin precedentes.

img2438sx

 

Fotografias: Fernando Bello Mendoza, Néstor Raúl Arias Alba, Javier Manrique Sanchez, Manuel Fonseca, Julian Dfly, Ricardo E. Gonzalez O, Foto Nieto, Foto Villamil, Foto Veracruz, Foto Ewert, Nereo Lopez entre otros.

Deja un comentario